jueves, 29 de diciembre de 2011

Jazztel se equipara a Vodafone y Orange juntas en el mercado de banda ancha


El mercado de banda ancha se ha convertido en 2011 en el mejor ejemplo de cómo la vida (empresarial, en este caso) puede darse la vuelta de una forma radical en solo doce meses. Si no, que le pregunten a Telefónica y a su marca comercial, Movistar.

El año pasado, el gran reto de toda operadora de telecomunicaciones era intentar estar a la altura del exmonopolio. Jazztel lo consiguió. Pese a que el ejercicio de Movistar no fue malo y logró captar más de 234.000 clientes de ADSL en 2010, su más directa competidora logró casi 30.000 más. Vodafone tampoco hizo un mal año: se quedó la tercera de la clasificación, con algo más de 162.000 altas, mientras que Orange pinchó y cerró el ejercicio con muy poco avance sobre su inicio.

Solo unos meses después, la situación no puede ser más distinta. Movistar, sencillamente, se ha caído de la competición. La que fuera un día líder del mercado ha hecho algo más que frenarse en seco: ahora cuenta en negativo. Con los datos a cierre del tercer trimestre, los últimos que acaba de validar la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), ha perdido casi 122.000 usuarios de banda ancha desde que se inició el ejercicio.
Con Movistar fuera del terreno de juego, la carrera tiene tres nombres este año: Jazztel, Vodafone y Orange.
Jazztel sigue en primer lugar, muy distanciada de sus rivales. Aunque sus cifras distan mucho de ser las del año pasado, la compañía lleva ya 185.400 altas de ADSL, y eso que el crecimiento del mercado se ha moderado. La noticia está en la segunda posición. No es Vodafone la que la ocupa, sino Orange, que ha vivido una auténtica resurrección este año y supera ya los 100.000 nuevos usuarios en nueve meses. Vodafone se queda en tercer lugar con sus casi 90.000 abonados extra.
Con estas cifras, Jazztel logra en tres trimestres casi los mismos clientes que Orange y Vodafone juntas. Es más, el crecimiento del operador presidido por Leopoldo Fernández Pujals duplica el conseguido por el conjunto de las operadoras de cable.

La primera de este grupo es Ono, que se queda por debajo de las 58.300 altas pese a sus ofertas de 50 y 100 megas. A mucha distancia está Euskaltel (menos de 20.000 nuevos clientes), seguida de la gallega R y la asturiana Telecable.
En su conjunto, las operadoras de banda ancha suman 10,86 millones de usuarios en España.
La distinta evolución de las compañías no ha dado lugar a cambio alguno en la clasificación global de operadoras por número de abonados de banda ancha, según las cifras de la CMT.

Movistar sigue líder, con 5,48 millones de usuarios. La mayoría son de ADSL, pero la fibra supera ya las 126.000 conexiones. A toda una vida de distancia (o casi cuatro millones de usuarios) está Ono, con 1,58 millones de líneas sobre todo de cable, pero también alguna de ADSL. La siguiente de la lista es Orange, que cuenta con 1,22 millones de clientes, seguida por Jazztel, con 1,035 millones. Es llamativo, sin embargo, que esta última compañía tenga una cuota por ingresos superior a la de Orange pese a su menor número de usuarios. Entre las grandes, Vodafone cierra la lista, con 831.814 abonados.

Fuente: Inés Abril. Cinco Días

No hay comentarios :

Publicar un comentario