martes, 27 de diciembre de 2011

El nuevo Ministro de Cultura será beligerante contra los que se lucran con la piratería

El Ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, ha anunciado que actuará "con decisión" contra quienes "se lucran indebidamente" con el trabajo intelectual y creativo de otros pero no contra los que "simplemente se aprovechan" de las posibilidades que crean esas redes.
Wert ha expuesto algunas de las líneas maestras del modelo cultural que pretende poner en marcha el gobierno presidido por Mariano Rajoy durante el acto de toma de posesión del secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.
El ministro de Educación y Cultura ha sostenido que nadie respeta la cultura de un país que lidera la clasificación de descargas ilegales y, por ello, ha anunciado que muy pronto habrá "novedades" en torno a la protección del derecho de la propiedad intelectual.
"Ninguno de los objetivos que nos hemos planteado para hacer de la cultura un elemento de dinamización económica que tanto necesitamos es compatible con la existencia de agujeros regulatorios que permitan la desprotección de la propiedad intelectual y el expolio de los creadores culturales", ha insistido.
"Lo vamos a hacer y nada ni nadie nos va a arredrar para hacerlo", ha advertido.
También ha indicado que el Gobierno "no va a acabar con las subvenciones a la cultura, pero sí con la cultura de la subvención", y ha anunciado que una de sus prioridades es una nueva regulación del mecenazgo que se presentará en el primer período de sesiones del Congreso de los Diputados, con el objetivo de que la sociedad recupere su protagonismo en la cultura.
El ministro también ha querido despejar las "suspicacias y recelos" que hayan podido surgir respecto a la integración del departamento de Cultura en Educación y ha asegurado que "la cartera de Cultura no ha desaparecido".
Según el ministro, se trata de "simplificar" y "explorar las sinergias" que puedan existir en áreas distintas de la Administración, con el objetivo de aprovechar unos recursos limitados teniendo en cuenta además que las competencias en materia cultural son fundamentalmente de las Comunidades Autónomas.
El Estado no es un "fabricante de cultura, el Estado es un depositario, un dinamizador" y el responsable "de que crezca y pase a la siguiente generación en las mejores condiciones posibles", ha indicado.
La mejora de la protección del patrimonio cultural mediante una regulación específica, la promoción integral de la propiedad intelectual y la incorporación de las industrias culturales al entorno digital son algunos de los objetivos de este modelo que tiene un diseño "transversal", con una dimensión educativa, industrial y exterior, según el ministro.
Wert ha defendido también la necesidad de colaboración con las Comunidades Autónomas para evitar duplicidades y con los países iberoamericanos, dentro del papel de la lengua española como uno de los activos más importantes.
Por su parte, el nuevo secretario de Estado de Cultura ha recalcado que la voluntad de diálogo y entendimiento con los interlocutores del mundo de la cultura y los partidos políticos, especialmente el PSOE, y las Comunidades Autónomas será el principal objetivo de su gestión.
Lassalle ha resaltado la importancia que tiene la "cultura en español" y ha explicado que la sensatez y la responsabilidad acompañarán también su trabajo al frente de la secretaría de Estado.
Al acto han asistido la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, así como representantes del mundo de la cultura como el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza; el presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón, o el presidente de la asociación de Productores de Música de España (Promusicae), Antonio Guisasola, entre otros.
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario