sábado, 25 de febrero de 2012

Así se gestan los concursos públicos audiovisuales: licencias FM y TDT

Con la inminente convocatoria de los concursos públicos para la adjudicación de licencias de radio FM en Euskadi y Navarra, radios, televisiones, periódicos y empresas de comunicación se mantienen expectantes para conocer el contenido de las bases legales. Por eso se hace necesario conocer cómo se gestan las licitaciones de radio y televisión y qué tramites se realizan para dar lugar a las bases que regulan el acceso a las licencias audiovisuales. Diez & Romeo ha hecho un análisis sobre ello.

Norma Marco de la CCAA

Todo comienza por la solicitud de adecuar la legislación autonómica audiovisual a la estatal y europea. Eso lo hace el órgano competente audiovisual de las CCAA. Muchas de ellas no tienen, a día de hoy, su normativa ajustada a la Ley 7/2010, General de Comunicación Audiovisual (LGCA) por eso están en trámite de hacerlo o  punto de culminarlo.

Para ello, se hace necesario promulgar un Decreto General donde se articulen los parámetros básicos del desarrollo normativo audiovisual conforma a las particularidades de cada CCAA. Así lo han hecho últimamente Canarias (julio de 2010), Euskadi (noviembre de 2011) y Navarra (febrero de 2012).

Pero ¿cual es el proceso que precede a la publicación del dicho texto normativo? Con carácter general, lo primero que  hace el ejecutivo de la CCAA es preparar un borrador de texto para presentarlo a las instancias correspondientes. Dos aspectos son importantes en estos procesos: (i) que el texto se someta al dictamen jurídico de los técnicos de la CCAA, y (ii) que se efectúe el trámite de audiencia para que los interesados (ciudadanos vinculados al sector) puedan manifestar su parecer.  No hay que olvidarse que estamos hablando de la regulación de los medios de comunicación como instrumento del ejercicio de la libertad de información y expresión. Y por esa sensibilidad constitucional se requiere un mínimo de rigurosidad al respecto.

Realizados las gestiones anteriores, el Gobierno publicará el texto final del Decreto Audiovisual en el boletín oficial de la CCAA y será eficaz con la entrada en vigor al día siguiente de su publicación.

En ocasiones, se ha reclamado el texto normativo tenga rango de ley formal tramitada en el parlamento autonómico, como lo hiciera Andalucía, Valencia y Castilla La Mancha entre 2006 y 2007. Pero lo cierto es que las últimas CCAA que han regulado su escenario audiovisual se han decantado por la vía del Decreto sin necesidad de discusión en la cámara de representación popular.

La promulgación del Decreto suele ser la antesala de la convocatoria de los concursos públicos de licencias audiovisuales, de ahí que el sector se encuentra en una alerta continua a la espera de que salgan las licencias a licitación.

Las bases del concurso público

El paso siguiente a la publicación de los decretos audiovisuales es la convocatoria del concurso público de licencias. Para ello se crean unas bases reguladoras de todos los trámites de la licitación.

El proceso de elaboración de las bases se divide en tres fases: (i) la propuesta de borrador; (ii) el informe jurídico sobre su legalidad; y (iii) la aprobación final por la administración.

En primer lugar, la autoridad audiovisual elabora un borrador de bases para que las examine el cuerpo de abogados de la CCAA. Este documento anuncia el contenido que se prevé para las bases y se remite a los servicios jurídicos para su análisis.

En segundo lugar, los servicios jurídicos analizan cuidadosamente si el borrador de bases se ajusta a la legalidad audiovisual vigente. Una vez terminado el trabajo, realizan un informe sobre los aciertos y fallos que tiene el texto, proponiendo la corrección de los artículos defectuosos.

Finalmente, la administración de la CCAA realiza las correcciones plasmadas en el informe jurídico y procede a publicar el contenido final de las bases del concurso público.

Distintas actitudes en las CCAA

En el marco de los concursos públicos audiovisuales, cada CCAA ha convocado las licitaciones según ha entendido conveniente. Por ejemplo, en Castilla y León y Valencia se publicaron las bases del concurso de la Radio FM sin promulgar un Decreto previo adecuado a la nueva LGCA.

Sin embargo Canarias, País Vasco y Navarra decidieron adecuar su normativa a la nueva regulación antes de convocar sus concursos de licencias de radio FM.


2 comentarios:

  1. Desde la entrada en vigor de la "democracia" en España los concursos y adjudicaciones de radio y TV han sido un nido de corrupción y amiguismo, como todos sabemos. Lo peor es que así, una democracia es ficticia, es una estafa pues la libertad en los medios en el fondo, brilla por su ausencia, como bien está explicado y denunciado en http://radiodifusion.org

    Viendo el espíritu de los políticos creo dificil un cambio. Y si ese cambio se llevara a cabo, para que fuese real, implicaría empezar de cero, dando oportunidad a todos los radiodifusores por igual, no tan solo a los amigos del partido y a los enchufados de turno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andy

      La verdad es que tras analizar algunos repartos hemos visto unas irregularidades de autentica impresión. No obstante, hay muchos de ellos que formalmente no tienen deficiencia susceptible de ser denunciada, a pesar de ser muy controvertidos.

      Lo importante es detectar bien las posibles irregularidades si es que existen y acudir a los tribunales para que decidan.

      Si quieres profundizar en cualquier información ponte en contacto con nosotros: info@diezromeo.com

      Gracias

      Eliminar