lunes, 17 de octubre de 2011

Apple Vs Samsung: Una guerra comercial llevada a los Tribunales

La pugna comercial que mantienen Apple y Samsung se ha trasladado a los distintos sistemas judiciales de todo el mundo. Ambas compañías están envueltas en una dura batalla legal que incluye más de 20 casos en 10 países, mientras ambos luchan por el primer lugar en los mercados de teléfonos móviles inteligentes y tabletas.
El Tribunal de San José.-
La última manifestación ha tenido lugar en San Jose, California, donde la juez Lucy Koh afirmó que las tabletas Galaxy de Samsung violan la propiedad intelectual e industrial de Apple. Aunque también manifestó que la firma estadounidense tiene un problema para establecer la validez de sus patentes sobre el iPad. Un de cal y una de arena para equilibrar la balanza.
Todo comenzó el pasado mes de abril cuando la compañía del desaparecido Stev Jobs demandó a Samsung en Estados Unidos, alegando que la gama Galaxy de la compañía surcoreana había copiado "ciegamente" al iPhone y al iPad. Iniciado el pleito, en julio, Apple dio un paso más al presentar una solicitud para prohibir la venta de algunos de los productos de Samsung, incluídos el teléfono móvil inteligente Galaxy S 4G y la tableta Galaxy Tab 10.1.
Los operadores móviles más relevantes en EEUU como Verizon Wireless y T-Mobile USA se han opuesto a la petición de Apple ya que una prohibición a los productos Galaxy supondría un duro golpe a las ventas en la época de fiestas.
La guerra judicial se encuentra con las espadas en todo lo alto, junto con la pugna comercial viva en todo el planeta.
Una propiedad industrial confusa
Históricamente se ha demostrado que las marcas que pretenden sacar del mercado a la competencia a través de los Tribunales de Justicia terminan cediendo su monopolio en favor del consumidor. Aunque hasta el fin de la disputa no se puede afirmar nada, en otros casos los resultados judiciales han sido inversamente proporcionales a la acogida del producto “molesto” en el mercado.
Todos los expertos coinciden en que Apple ha de probar que Samsung violó sus patentes y que éstas son válidas legalmente.
La estrategia de Apple le obliga medir muy bien sus acciones ya que un desliz podría situar a la compañía estadounidense en graves dificultades. Ahora es cuestión de los servicios jurídicos de ambas empresas.
Aunque Apple parece ir ganando la partida, la abogada de Samsung Kathleen Sullivan sostiene que, para derrotar a Apple, la firma surcoreana sólo debe mostrar que ha planteado dudas lo suficientemente sólidas sobre la validez de las patentes de Apple.
"Nosotros creemos que claramente hemos planteado preguntas sustanciales", dijo Sullivan en la audiencia del jueves en la corte federal de San Jose.
Por su parte, el abogado de Apple Harold McElhinny dijo que el diseño de productos de la firma estadounidense es muy superior al de tabletas previas, así que las patentes de la compañía no deberían ser invalidadas por diseños que salieron antes al mercado. "Fue el diseño lo que marcó la diferencia", afirmó McElhinny.
En su decisión, la juez destacó con frecuencia las similitudes entre las tabletas de ambas compañías. Incluso durante la audiencia llegó a sostener una pantalla de cristal oscuro en cada mano y las levantó sobre su cabeza, mientras preguntaba a Sullivan si podía identificar cuál de ellas había fabricado cada compañía. "No a esta distancia, su señoría", reconoció Sullivan, quien estaba a unos tres metros del estrado.
La portavoz de Apple Kristen Huguet afirmó que "no es coincidencia que los más recientes productos de Samsung se parezcan mucho al iPhone y al iPad (...) este tipo de copia flagrante está mal, y nosotros debemos proteger la propiedad intelectual e industrial de Apple cuando las compañías roban nuestras ideas".

No hay comentarios :

Publicar un comentario