jueves, 15 de septiembre de 2011

La supresión del Consejo Audiovisual de Navarra ya es una realidad

La austeridad de las CCAA se ha cobrado el sacrifico de las autoridades audiovisuales independientes, comenzando por Navarra. De este, el Gobierno de Navarra ha aprobado dos Proyectos de Ley Foral para eliminar el Consejo Audiovisual de Navarra y el Consejo Asesor de Radiotelevisión Española (RTVE) en la Comunidad foral. Se trata de dos iniciativas que buscan el objetivo de seguir racionalizando el funcionamiento de la Administración, suprimiendo todos aquellos órganos cuya existencia no resulte imprescindible con el fin de conseguir un mayor nivel de austeridad y eficiencia.

El ejecutivo remitirá los dos Proyectos de Ley Foral al Parlamento de Navarra para su aprobación. Se calcula que la supresión de estos dos órganos permitirá un ahorro anual de más de 500.000 euros.

Adelantandose a la Ley Audiovisual de 2010, el Consejo Audiovisual de Navarra (COAN) fue creado por Ley Foral en 2001 como “autoridad independiente con la finalidad de velar sobre los contenidos del sector audiovisual en Navarra”. El Gobierno reconoce “la importante labor” realizada por el COAN con el desarrollo de diversas acciones y normativas, especialmente para la protección de los menores frente a los contenidos de la televisión, la defensa de la audiencia y el establecimiento de un código de autorregulación para la calidad de los contenidos audiovisuales.
 
No obstante, en un contexto de crisis económica, el Ejecutivo pasará a ejercer las funciones del Consejo Audiovisual, de manera que no supongan una mayor carga al erario público. De hecho, actualmente en España únicamente se han dotado de la figura del Consejo Audiovisual otras 3 de las 17 comunidades autónomas: Cataluña, Andalucía y Baleares.

El COAN está integrado por siete miembros, de los cuales cinco son nombrados por el Parlamento de Navarra y dos por el Gobierno foral. Tiene una plantilla propia compuesta por un gerente y una secretaria (personal eventual) y cuatro funcionarios (dos letrados, un periodista y un administrativo). El COAN cuenta este año con un presupuesto de 612.105 euros. Esta cuantía financia la plantilla del organismo, las dietas que perciben sus 7 miembros y los diversos trabajos e informes realizados. Suprimido el COAN, se integraría al Gobierno de Navarra el personal funcionario.

Ahora nos encontramos ante una Ley estatal que fomenta la génesis de los Consejos Audiovisuales y una Ley Autonómica que suprime tales entidades en Navarra

No hay comentarios:

Publicar un comentario