sábado, 17 de septiembre de 2011

Conflicto del reparto audiovisual: Florentno Pérez y Sandro Rosell plantan cara a la propuesta del Sevilla CF SAD


La Revolución Francesa anunciada por José María del Nido en el fútbol español deberá esperar. La reunión de la Liga de Fútbol Profesional, que tenía como único punto del orden del día analizar el informe del presidente, José Luis Astiazarán, sobre los acuerdos alcanzados con la AFE, derivó en un crudo enfrentamiento en la fase de ruegos y preguntas, momento en el que se analizó la reunión mantenida en Sevilla por doce equipos el pasado ocho de septiembre para proponer un nuevo reparto de los derechos de televisión.

A la cita acudieron Florentino Pérez y Sandro Rosell, presidentes de Madrid y Barcelona, y fue Florentino el que le mostró a Del Nido su malestar por haber sido vetado de la reunión de Sevilla. Al mismo tiempo, el dirigente madridista valoró de forma negativa los acuerdos que se tomaron en aquella cita: proponer a la LFP la venta centralizada de los derechos de televisión a partir de la temporada 2014/2015 y, por consiguiente, instar a un nuevo reparto de los ingresos de los clubes siguiendo el modelo de la Liga inglesa. Del Nido defendió lo acordado por los clubes en la capital de Andalucía y aclaró que la cita no se preparó para ir en contra de Madrid y Barcelona, pero se encontró con que solo Espanyol y Betis secundaron esta defensa de los intereses de los clubes reunidos en el Sánchez Pizjuán.

Valencia y Atlético de Madrid, sus grandes aliados en Sevilla, dieron un paso atrás y no se mostraron combativos en el asunto televisivo ante Florentino Pérez, que defendió el modelo firmado por 32 de los 42 clubes en la asamblea de la Liga del pasado 18 de noviembre de 2010. Este modelo asegura a los dos grandes un 34% de los 900 millones de euros en los que se cifran los derechos televisivos de la Liga española en 2014 (153 millones para cada uno). El nuevo reparto propuesto por el Sevilla propone que los dos grandes del fútbol español dejen de ingresar 142,6 millones (71,4 el Barcelona y 72,2 el Madrid) en beneficio del resto de equipos. En estos momentos, Madrid y Barcelona cobran 140 millones anuales.
Javier Tebas, vicepresidente de la LFP, tomó la palabra para avisar a los clubes de las penalizaciones existentes en caso de romper con los acuerdos suscritos con los operadores.

Cambiar el reparto de los ingresos televisivos requiere una mayoría de dos tercios de los 42 equipos que forman la LFP. Tras lo sucedido en Madrid, Del Nido solo cuenta con Espanyol, Betis y, probablemente, Villarreal, cuyo presidente, Fernando Roig, no acudió a la cita. "Los clubes se han alineado con Madrid y Barcelona. El G-12 ha quedado muy tocado", afirmó a este diario un asistente a la reunión. El fondo de 27 millones de euros que Madrid y Barcelona han acordado en caso de descenso también obró muy a favor de sus intereses.

El Sevilla, por su parte, se mostró indignado por lo sucedido según lo expresado por su vicepresidente, José María Cruz, en la página web oficial de la entidad andaluza. "Ha sido una golfada. Algunos clubes han pedido perdón por reunirse en Sevilla. El Real Madrid ha tenido una reacción dura contra lo planteado por el Sevilla, señal de que se sienten amenazados", argumentó Cruz, quien aclaró que la entidad que representa seguirá peleando por un cambio en el modelo por los ingresos televisivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario