martes, 29 de septiembre de 2015

Abogados Díez y Romeo: Dronepuertos


La alta penetración de teléfonos móviles en África no es una casualidad. Allí, con demasiada distancia entre núcleos e infraestructuras, el teléfono fijo nunca ha tenido la oportunidad de establecerse como sistema de comunicación en gran parte del continente. Lo mismo va camino de pasar con el transporte, donde los drones están dispuestos a revolucionar este territorio antes de que haya ni tan siquiera una carretera.
Mientras en países como EEUU o continentes como Europa el año pasado fue la explosión del fenómeno drone, polémica incluida, en África ya hay una propuesta para construir un aeropuerto para uso exclusivo de drones de transporte de mercancías.

UN *DRONEPUERTO* EN RUANDA

El proyecto del llamado dronepuerto llega de la mano de la asociación suiza Afrotech, relacionada con la Universidad de Zurich, y el estudio de arquitectura Foster. Ambos pretenden dar solución a los dos tercios de africanos que no tienen infraestructuras de transporte en condiciones a menos de dos kilómetros y a los que el transporte por medio de drones podría sacarlos de una brecha logística y de comunicación que no hace más que agrandarse.
Img1
A la construcción del primer aeropuerto eclusivo para drones le seguiría el establecimiento en 2016 de la primera ruta comercial donde el medio de transporte sería exclusivamente una flota de drones. Inicialmente dos serían los suministros que usarían este tipo de líneas de distribución: medicinas y paquetes procedentes de compra online.
Las rutas de estos drones abarcarían unos 80 kilómetros, cubriendo varias aldeas y ciudades pequeñas al mismo tiempo. En 2020, según previsiones de Afrotech, la carga máxima que podrían desplazar estos drones sería de 20 kg con una autonomía de cientos de kilómetros.
X846 Foster 1 Jpg Pagespeed Ic 8q2gunsagq 2
El estudio de arquitectura de Foster tiene planes para construir inicialmente tres edificios en Ruanda para servir de base del 44% de los suministros a enviar por el país africano en 2020. Un espacio aéreo casi inexistente en cuanto a vuelos civiles o militares en esas zonas, así como la ausencia de infraestructuras de grandes edificios o líneas de comunicación peligrosas, facilitaría un despliegue tan importante en tan poco tiempo.
Más tarde el proyecto se ampliaría con otros 40 dronepuertos en Ruanda a los que seguiría el salto a zonas cercanas como Congo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario