jueves, 7 de mayo de 2015

La nueva regulación sobre derechos de televisión genera la huelga en el fútbol

El pasado 2 de mayo entraba en vigor el Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes sobre la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol. Y aunque parecía que iba a ser un “café con leche” para todos, lo cierto es que jugadores y federaciones consideran que deberían de haber formado parte de la redacción de la nueva ley. Disconformes con este decreto, la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol, RFEF,  ha anunciado que el fútbol español irá a la huelga a partir del 16 de mayo.
 
La Federación explica la decisión por “la actitud irrespetuosa hacia la RFEF del Gobierno de España en el contenido del Decreto Ley”, además de la “ la falta de resolución de todas las cuestiones que motivaron en los meses precedentes paros totales de todas las competiciones en diecisiete federaciones territoriales, que afectaron a más de 600.000 deportistas, 30.000 partidos y 15.000 entidades de fútbol aficionado, ignoradas en su significación y sentimiento”.
 
En un comunicado, la RFEF destaca “después de transcurridos tres meses desde la primera comunicación formal al Ministro de Educación, Cultura y Deportes, no se ha resuelto ninguno de los problemas que afectan gravemente al fútbol aficionado”, en referencia entre otros a su disconformidad con el reparto del 4,55 por ciento procedente de las Quinielas y su retirada por parte del Secretario de Estado para el Deporte; al estudio realizado sobre las consecuencias de la Ley de Emprendedores; a las inspecciones de la Agencia Tributaria y de la Seguridad Social a los clubes de fútbol aficionado; o las reivindicaciones en favor de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) en su función aglutinadora de representación de todos los futbolistas de las competiciones de nuestro país.
 
La nota federativa indica que la promulgación del Real Decreto ha contado “con el apoyo expreso de la RFEF en varias ocasiones” y que sus peticiones más importantes “nunca afectaron negativamente a los beneficios económicos para los clubes, la Liga, y el fútbol en general”; también manifiesta que a diferencia de otras entidades, “la RFEF nunca contó con el borrador del Real Decreto-ley, como hubiéramos deseado, al objeto de efectuar aportaciones para contribuir con buena voluntad a su mejora. Tan sólo en el último momento se nos ofreció una información parcial sobre una mínima parte de datos”.
 
La Federación está convencida de que si se hubieran escuchado sus propuestas “habrían redundado en beneficios y mejoras para el fútbol español. A cambio de nuestra colaboración y ayuda desinteresada, hemos recibido como respuesta la expropiación ex lege de ciertos derechos básicos, entre otros, la titularidad del audiovisual”.
 
Apunta también que “el Gobierno utiliza el dinero privado del fútbol para políticas deportivas a través del CSD para otras actividades ajenas al fútbol. Además, se nos adjudica el papel de garantes de los clubes de sus deudas tributarias y a la Seguridad Social; se nos impone la función de “carteros” de nuestro dinero para entregarlo inmediatamente a las federaciones de ámbito autonómico, por lo cual la RFEF no percibe nada del manido 1%. Por ende, el Gobierno Central, con este dinero privado del fútbol, fija los porcentajes y el destino finalista que debe recibir cada federación territorial, dependiente de una Administración autonómica”.
 
El comunicado recoge que “la Asociación de Futbolistas Españoles ha informado de su decisión de convocar huelga para las próximas fechas, 16-17 de mayo de los corrientes y de forma indefinida. Del mismo modo, han manifestado su intención de no participar en las competiciones los representantes del estamento de árbitros y de entrenadores así como las Federaciones de ámbito Autonómico, lo que imposibilita la disputa de las jornadas”.
 
“En consecuencia” concluye el comunicado, “por la actitud irrespetuosa hacia la RFEF del Gobierno de España en el contenido de este Real Decreto-ley y por la falta de resolución de todas las cuestiones  que motivaron en  los meses precedentes paros totales de todas las competiciones en diecisiete federaciones  territoriales, que afectaron a más de 600.000 deportistas, 30.000 partidos y 15.000 entidades de fútbol aficionado, ignoradas en su significación y sentimiento, se acuerda suspender todas las competiciones de todas las categorías a partir del día 16 de mayo con carácter indefinido”. Sin duda, se trata de una medida de presión y de un órdago para que se modifique.
 
Lo cierto es que va a hacer tres años que el Ejecutivo subió el IVA cultural del 8 al 21 por ciento, desde entonces una multitud de voces se alzaron ante este hecho que provocó movilizaciones, apoyo del sector europeo, el desacuerdo (más agudizado) entre todos los integrantes de la industria y los representantes del Gobierno, cierres de salas y, posiblemente, alguna dimisión que otra … Pero nada de eso ha hecho mella para que el Ministro de Cultura baje el porcentaje a ese IVA Cultural. ¿Conseguirá el sector del fútbol que el Gobierno de marcha atrás? Claro … que la Cultura es la Cultura y el fútbol es el fútbol …
 
Fuente: http://www.cineytele.com/2015/05/07/el-decreto-sobre-derechos-de-television-provoca-la-huelga-en-el-futbol/?utm_source=wysija&utm_medium=email&utm_campaign=Newsletter+07_05_2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario