sábado, 23 de mayo de 2015

Google y el 'derecho al olvido'

El asunto de hasta qué punto el llamado 'derecho al olvido' debe hacerse extensivo al buscador sin restricciones preocupa a los reguladores europeos de privacidad, a raíz de la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que el pasado mes de mayo dictaba que los individuos tenñian derecho a solicitar la eliminación de los resultados de búsqueda de información personal "inadecuada, irrelevante o ya no es relevante".

Google siempre ha sostenido que la sentencia sólo ha de aplicarse a sus sitios web europeos, como 'Google.es', 'Google.de' o 'Google.fr'.
No obstante, el Grupo de Trabajo del artículo 29 -que aglutina a las agencias y organismos de protección de datos de los países de la Unión Europea- concluyó en noviembre que esta decisión tenía que aplicarse a los resultados a nivel mundial, debido a la facilidad de cambiar de un dominio europeo a 'Google.com'.

David Drummond, director de asuntos legales de Google, comentó que el enfoque del gigante de Internet no ha cambiado desde noviembre y que sería revisada cuando un grupo de expertos publique, a finales de este mes, un informe sobre la sentencia judicial del año pasado. "Nos hemos ceñido a un enfoque básico, hechos trasladado esta cuestión a toda Europa pero no más allá", dijo Drummond en un evento en Bruselas.

Entre septiembre y noviembre, un consejo asesor en el que participan, entre otros, un ex ministro de Justicia alemán, el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales y el catedrático de Derecho y ex director de la Agencia Española de Protección de Datos José Luis Piñar, ha estado celebrando reuniones públicas de toda Europa para debatir el equilibrio entre la vida privada y el libre flujo de información.
A finales de este mismo mes, Google publicará un informe con sus conclusiones que ayude a comprender cómo la compañía aplicac la resolución judicial. "Tomaremos en cuenta este informe junto con las sugerencias del Grupo de Trabajo del artículo 29 y otras sugerencias, y llegaremos a un enfoque", dijo Drummond. "Estamos plenamente convencidos de que es necesario que exista alguna manera de limitar el concepto, porque es un concepto europeo".

Desde la sentencia dictada el pasado mes de mayo, Google ha recibido más de 200.000 solicitudes de toda Europa que afectan a más de 700.000 direcciones URL, según su informe de transparencia.
Por su parte, los responsables de privacidad de la UE adoptaron un conjunto de directrices no vinculantes en noviembre para asegurar que el fallo del TJUE se aplica de manera consistente en los 28 Estados miembros.

Los ciudadanos cuyas solicitudes han sido rechazadas por Google pueden apelar a su regulador de protección de datos nacional, que puede tomar acciones contra la compañía.
El pasado viernes, el Grupo de Trabajo del artículo 29 escribió a Microsoft, Yahoo y buscador francés Qwant para recordarles que los resultados de búsqueda que afecten a particulares que invocan el 'derecho al olvido' deben ser restringidos en todos los dominios relevantes.

Fuente: Legaltoday

No hay comentarios:

Publicar un comentario