domingo, 31 de mayo de 2015

Canal 9 (RTVV) podría reabrir en un mes

Hace seis meses que el proceso de liquidación de RTVV está parado. Hay deudas abiertas con los profesionales del audiovisual. Hay demandas en marcha que no avanzan. Y ahora, en el horizonte, la promesa de una reapertura vista desde la perspectiva política. Pero ¿qué dicen los profesionales? ¿Sería viable pulsar el botón de reset y volver a empezar? Por partes.
Diez y Romeo abogados
RTVV podría reabrir
 
Ximo Pérez, desde la EAVf -Federación de empresas del audiovisual valenciano que agrupa a las asociaciones de producción, servicios, doblaje y animación- explica que técnicamente sí sería posible encender de nuevo la televisión autonómica. «En un mes podría estar todo en marcha, seguro. Los equipos están», explica Pérez a EL MUNDO, «y el edificio no se ha acondicionado para otro uso porque legalmente no es posible». Esto es, puede volver a funcionar en un plazo de tiempo más que razonable. Para disponer de algo más, «una programación más o menos definida», los profesionales necesitarían «de unos dos o tres meses para decidir y formalizar los contenidos».
 
Reabrir Ràdio 9 sí parece más complejo. Según apuntan desde el Comité de Empresa de la cadena, a finales del año pasado se trasladó buena parte del material técnico de la radio hasta la sede en Burjassot. La intención, afirman, era «impedir o dificultar la posibilidad de que los valencianos recuperen la radiotelevisión pública». Las sedes de RTVV en Castellón y la corresponsalía en Madrid también vivieron un «desmantelamiento» similar.
 
Pero el principal problema, parece, no es técnico. Volviendo a la televisión, Pérez explica que ahora «la liquidación está paralizada pero sigue abierta. Lo que pasa es que si termina del todo no habrá opción legal de reabrir nada hasta pasados dos años». El propio Comité también ha pedido ya formalmente la paralización. «La única vía», sigue el productor, «es la negociación, que pasaría por readmitir a los profesionales». Pérez cree que muchos de ellos ya no querrían regresar o devolver el dinero del despido y que, según el informe elaborado por la EAVf, «una plantilla de no más de 400 personas sería lo ideal». Hay 1.600 despedidos en total.
 
El modelo de su informe se centra «en estudios que recogen cómo funcionan las televisiones regionales de Europa que sí funcionan». Por ejemplo, hablan de realizar un 50% de producción propia y dar prioridad a eventos culturales, festivos y deportivos autóctonos. Una visión, dice Pérez, «que no está para nada lejos de la que propuso la Unió de Periodistes.
 
Este otro análisis, también desde la perspectiva profesional y no política, se argumenta en un informe elaborado por los periodistasDaniel Martín y Pura Requena. Como punto de partida, propone diseñar una nueva legislación para el sector audiovisual y una estructura más simple: una canal de TV, uno de radio, y una agencia de noticias como novedad. Esto formaría una Corporación Valenciana de Medios Públicos, con un director general y un consejo de administración, que contaría con la supervisión de un ente autónomo de nuevo cuño, el Consell Valencià de la Comunicació.
¿Y los trabajadores? Según el informe (que recoge la opinión de siete juristas especializados), el nuevo proceso de contratación tendría que ser absolutamente abierto aunque el hecho de haber trabajado antes en RTVV y la experiencia contaría como mérito. La televisión que surgiría de esta posibilidad sería, eso sí, 'nueva'. Implicaría empezar de cero.
 
Otra asociación profesional, la Mesa del Audiovisual Valenciano (Mesav, que suma a varias entidades de toda la Comunidad), también tiene sobre la mesa un informe que detalla las nuevas características de una futura televisión. Como principales puntos diferenciadores habla de «compartir programas con Cataluña y Baleares y contratar producción ajena» para completar la producción propia (los informativos, prioritariamente); contar con una plantilla «proporcionada y suficientemente amplia para dar un servicio público de calidad»; y la elección de un director general por «amplia mayoría de los diputados (66%)».
 
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario