miércoles, 23 de noviembre de 2011

La radio 'a la carta' y la oferta digital ganan adeptos


Por Julián Díez

Un número creciente de oyentes han cambiado radicalmente a estas alturas su visión de la radio como un medio unidireccional y anquilosado. "Nosotros ya concebimos la radio como algo más que ese concepto tradicional; es un vehículo para el consumo de contenidos de audio de distintas maneras", explica el jefe de producto de www.cadenaser.com, Pablo Fernández Delkáder.

Hoy, las grandes cadenas radiofónicas producen también audios para sus webs, aplicaciones para el iPhone o podcasts, en algunos casos específicos para ser escuchados online -o descargados en el reproductor- y no emitidos por las ondas tradicionales. Son avances en la conversión del público en consumidor a la carta, que decide cuándo y dónde escuchar sus contenidos favoritos y que, lejos de ser futuro, son una realidad cotidiana para decenas de miles de usuarios a estas alturas.
Por ejemplo, la Cadena SER ha apostado por dos programas que únicamente pueden escucharse como podcast: Play Fútbol, sobre fútbol internacional, y Play Basket. Este último, según señalan en el propio programa, viene a tener unas 30.000 descargas semanales de seguidores del baloncesto.
"La experiencia está siendo muy buena, son programas de calidad que están teniendo una excelente recepción y estamos pensando nuevos microformatos que cubran otros temas específicos", explica Fernández Delkáder. Estos programas pueden escucharse o descargarse a través de la web de la Cadena SER o mediante una suscripción gratuita en iTunes, la tienda digital de Apple. Este último es un método cómodo para escuchar el nuevo programa, aunque no cuenta con el histórico que sí está albergado en la web, donde pueden encontrarse todos los programas realizados.

iTunes dispone de un ranking de los podcasts más descargados con una continua actualización. Durante bastante tiempo dominado por contenidos relacionados con temas específicos -noticias sobre los productos y sistemas operativos de Apple y cursos de inglés, en particular-, cada vez más son protagonizados por contenidos bien distintos, que dan un perfil muy diferente al que ofrecen las audiencias televisivas.
Por ejemplo, el pasado viernes estaban en primer lugar de los más descargados dos contenidos protagonizados por Eduard Punset. Entre los 10 más descargados están dos programas de la Cadena SER, Cuarto Milenio y Ser Historia. "Tienen más aceptación los programas que, además de populares, se emiten en horarios que hacen difícil su seguimiento convencional. En cambio, otros de mayor audiencia como Hoy por Hoy, con sus seis horas de duración, no es muy factible para este tipo de consumo", apunta Fernández Delkáder.

Sin radio en los iPhone
Aunque Steve Jobs se negó siempre a que sus dispositivos albergaran receptores de radio, son numerosas las aplicaciones que conectan vía internet con emisoras online de todo el mundo, caso de TuneIn Radio. También existen aplicaciones específicas de las cadenas. Por ejemplo, la aplicación gratuita de Los 40 supera ya las 600.000 descargas.
Otro salto llegará de la mano de la radio digital, que en España se llevará a cabo con la tecnología DAB (Digital Audio Broadcasting), ofreciendo calidad de sonido equivalente a la de un CD

El camino hacia el apagón analógico
"Nuestro estudio trabaja con una señal digital de primera, pero que se debe convertir a analógica para salir en antena", explica Luis del Amo, el director técnico de la Cadena SER. Y es que todo está preparado para que la señal de la radio se convierta en digital, con servicios suplementarios como los de la TDT... Salvo los receptores. La DAB tiene peor cobertura, apenas se han vendido en España unas decenas de miles aparatos -en comparación con los dos millones de Reino Unido-, aún la oferta sigue siendo reducida y cara -por encima de los 100 euros- y es totalmente imposible adaptar los receptores existentes: "Ningún aparato de radio tiene dónde colocar adaptadores como los empleados para la TDT", recuerda Del Amo.
No existen estimaciones de cuántos son los aparatos de radio que quedarían obsoletos en España de manera inmediata en caso de un apagón de la señal analógica, aunque no es difícil especular que se trata de decenas de millones, incluyendo la práctica totalidad de los de los automóviles. Por eso, dadas las dificultades económicas, la medida del apagón se ha ido posponiendo ya en tres ocasiones desde 2000.
El pasado mes de junio, el Consejo de Ministros aprobó el Plan de Digitalización del Servicio de Radiodifusión Sonora Terrestre, que se compromete a adaptar las medidas necesarias para la total implantación de la tecnología DAB en España. Sin embargo, las reuniones previstas con el Foro de la Radio Digital para concretar el tema se han ido aplazando hasta después de las elecciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario