lunes, 3 de septiembre de 2012

El consumo multipantalla no es sólo una moda, ha llegado para quedarse

La proliferación de dispositivos móviles, sumada al aumento de la oferta de contenidos y su uso cada vez más extendido a cualquier ámbito del día ha día ha logrado que el consumo de contenidos de entretenimiento en estos dispositivos haya aumentado un 85% entre 2010 y 2011, un porcentaje que se situó en el 55% el año anterior.

Según estos datos, resultantes de un estudio de Millennial Media y comScore, los consumidores que acceden a entretenimiento móvil siguen siendo más jóvenes que la audiencia media de smartphones. Pero es el crecimiento de este tipo de consumo el que ha hecho que los anunciantes dirijan su mirada hacia la categoría de entretenimiento a la hora de invertir en publicidad móvil. Así, entre 2010 y 2011 la inversión en publicidad móvil creció un 133%, hasta los 1.800 millones de dólares en 2011. Se espera que en 2015 la cifra supere los 13.000 millones de dólares.

Y es que los móviles son el nuevo gran hito de nuestra era. Según el director de mobile display en Google Tim Reis, los dispositivos móviles son unos “dispositivos extraordinariamente personales” y los anunciantes tienen que tratarlos como tal. No se puede romper el círculo de confianza que el usuario y el dispositivo generan enviando spam o molestando a la audiencia con anuncios mal segmentados.

Por otro lado, las compañías tienen que tomarse en serio la creación de una estrategia móvil con la que llegar a los usuarios. Ahora es imposible tener visibilidad sin una página optimizada para móviles, ya que muchos usuarios hacen búsquedas sobre establecimientos o productos y servicios sobre la marcha a través de sus dispositivos portátiles. Las empresas, especialmente las empresas locales, que no tengan una estrategia de buscadores y de visibilidad móvil estarán perdiendo una oportunidad terriblemente importante de llegar a un público potencial.

Pero lo que también tienen que entender las empresas es que a la hora de consumir contenidos digitales se utiliza una combinación de dispositivos diferentes. Según un estudio de Google, Ipsos y Sterling Brands, los usuarios ven una media de 43 minutos de televisión por sesión de consumo diaria, convirtiéndose en el periodo más largo. Pero lo llamativo es que el 77% de ese tiempo están viendo la tele a la vez que utilizan otro dispositivo, como un smartphone o un tablet. Los smartphones, en cambio, son los que tienen periodos de uso más cortos, pero los que más veces se utilizan a lo largo del día.

Fuente: www.marketingonline.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario