jueves, 12 de enero de 2012

La empresa valenciana NT-K denuncia a Apple por extorsión


 Los propietarios de la compañía valenciana Nuevas Tecnologías y Energías Catalá ha presentado una denuncia contra Apple ante la fiscalía provincial de Valencia por un presunto delito de extorsión. La acusación contra el gigante estadounidense se produce como respuesta a la denuncia penal contra la firma española por un presunto plagio del iPad y que fue sobreseída por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quart de Poblet, al no encontrarse "debidamente justificada la perpetración del delito" contra la propiedad intelectual denunciado por Apple, según explicó ayer la empresa valenciana.

La compañía de la manzana ordenó la paralización de los tablets importados desde China por la firma española en la aduana de Valencia. Un hecho que impidió a esta empresa vender su producto, pese a que la justicia le diera finalmente la razón. Es más, la empresa española ha permanecido en una lista de importadores acusados de vender productos sospechosos de infringir patentes.

Los propietarios de la marca NT-K, Pedro Peláez Catalá y Leonardo Scannone Aznar, además de requerir de la fiscalía la apertura de las citadas diligencias, han solicitado a la misma que se investiguen aquellas incautaciones de mercancías en las que la compañía Apple hubiera intervenido, ya que, según explicaron ayer fuentes de la empresa a CincoDías, "hay otras empresas afectadas por estas mismas prácticas; incluso algunas se han puesto en contacto con nosotros". En su opinión, esas otras compañías no habrían denunciado a Apple "debido al acuerdo de confidencialidad que el fabricante de Apple obliga a firmar".

En el documento presentado contra la multinacional estadounidense, los dueños de Nuevas Tecnologías y Energías Catalá denuncian la "actitud manifiestamente intimidatoria" de Apple con el objeto de "realizar actos en perjuicio" del patrimonio de la firma valenciana y "en beneficio de la compañía de la manzana".

Los denunciantes afirman que los daños causados por Apple a su empresa "han sido cuantiosos" y denuncian que el gigante tecnológico se negó a realizar cualquier tipo de prueba pericial hecha por un organismo independiente que acreditara si había habido plagio o no del iPad. "Ello demuestra que solo les interesaba paralizar nuestra mercancía", continúan desde la empresa española, que fabrica ordenadores en España con la marca NT. Fuentes de la marca NT-K aseguran que Apple les remitió una foto "trucada" para incrementar el parecido entre ambas tabletas.

Marimar Jiménez, Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario