sábado, 21 de enero de 2012

El Congreso aplaza la votación de sus polémicas leyes 'antipiratería' en Internet

Poco después de que el Senado de EEUU decidiese aplazar su votación  sobre el controvertido proyecto de ley contra las descargas no autorizadas en Internet (PIPA, o 'PROTECT IP Act') a causa de las protestas contra la norma, la Cámara de Representantes hacía lo propio y decidía revisar la polémica SOPA, 'Stop online Piracy Act'.

Según el senador republicano Lamar Smith, principal impulsor de la SOPA, han decidido posponer indefinidamente "la consideración de la legislación hasta que haya un acuerdo más amplio acerca de una solución".

"He escuchado a los críticos y consideraré seriamente sus preocupaciones sobre la legislación propuesta para el problema de la piratería on line. Está claro que tenemos que revisar el enfoque sobre cómo responder mejor al problema de los ladrones extranjeros que roban y venden las creaciones y productos estadounidenses", anunciaba Smith, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, en un comunicado emitido tras el anuncio del líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de que el proyecto PIPA sería pospuesto.

El promotor de la SOPA insistió en que tanto él como el comité legislativo que aborda el asunto seguirían trabajando para encontrar la fórmula adecuada y proteger la industria cultural estadounidense.
Ambiente de incertidumbre

El proyecto PIPA en el Senado, o SOPA en la Cámara de Representantes, obligaría a los motores de búsqueda, proveedores de dominios y empresas de publicidad estadounidenses a bloquear los servicios de cualquier página web que esté bajo investigación del Departamento de Justicia estadounidense por haber publicado sin permiso material bajo derechos de autor y se encuentre en cualquier lugar.
Ello ha suscitado el temor de que queden bloqueadas páginas legítimas en las que los usuarios comparten contenidos.

El pasado día 18, Wikipedia en su versión en inglés y otras páginas de Internet cerraron temporalmente sus servicios y otras, como Google, colocaron señales de queja en protesta por la polémica ley.
Los fundadores de los grandes sitios de Internet remitieron hace unos días una carta al Congreso en la que argumentaron que la ley "va a crear un ambiente de miedo e incertidumbre tremendo para la innovación tecnológica, y perjudica gravemente la credibilidad de Estados Unidos en su papel como administrador de la infraestructura de claves de Internet"

Fuente: El Mundo

No hay comentarios :

Publicar un comentario