jueves, 19 de julio de 2012

Max Mosley a favor de crear un Tribunal especializado en medios de comunicación

El empresario británico Max Mosley, que en 2008 ha demandado al clausurado dominical 'News Of The World' (NoW) por publicar un artículo donde detallaba su participación en una supuesta orgía nazi, ha pedido este miércoles la creación de un tribunal especial que regule y pueda sancionar a los medios de comunicación.

Mosley ha intervenido por segunda vez ante la llamada comisión Leveson, que investiga la ética periodística en el Reino Unido a raíz del escándalo de las escuchas del 'NoW', que en julio de 2011 forzó a su propietario, Rupert Murdoch, a cerrar el rotativo.

Durante su comparecencia, Mosley, quien fue presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), se ha mostrado a favor del establecimiento de un tribunal regido por un estatuto, que trate sobre casos relacionados con la "privacidad, la difamación, el acoso mediático y el rigor periodístico".

Ese tribunal, según Mosley, debería tener autoridad sobre la prensa, las agencias de noticias y los medios de comunicación en internet para imponer, si es necesario, sanciones económicas, de hasta el 10 por ciento de los ingresos de un grupo mediático, o exigir correcciones.
El empresario, de 72 años, estuvo implicado en un sonado escándalo en marzo de 2008, cuando el citado dominical publicó un polémico artículo con fotografías y el extracto de un vídeo del entonces máximo responsable de la FIA en una supuesta orgía sadomasoquista con cinco prostitutas con trajes de prisioneras.

Mosley, que dejó la presidencia de ese organismo en 2009, siempre negó que los disfraces tuvieran una temática nazi, tal y como aseguró 'NoW', que eligió como titular: "Jefe de la Fórmula 1, en orgía al estilo nazi con cinco prostitutas". Tras llevar el caso ante la justicia, Mosley recibió 60.000 libras (76.552 euros) por los daños ocasionados contra su intimidad.

El pasado noviembre, Mosley compareció por primera vez ante esta comisión, donde explicó cómo la publicación del artículo y las comprometidas fotos arruinó su vida, e insinuó que pudo influir en la muerte por sobredosis de su hijo Alexander en 2009.

El empresario dijo entonces que, pese al coste personal y económico que tendría, optó por demandar a 'NoW' para provocar un cambio en la legislación sobre el derecho a la intimidad en el país.

En su segunda intervención ante la comisión Leveson, que estudia ahora posibles mecanismos reguladores de los medios, Mosley ha afirmado este miércoles que existen "varios problemas importantes que deben ser resueltos".

"El litigio por violación de la intimidad o difamación solo está al alcance de los ricos, sean estos personas o periódicos. La justicia se le niega, pues, a la mayoría de la población", ha observado.
En segundo lugar, ha añadido que una sección de la prensa británica "ha sobrepasado durante muchos años de forma reiterada los límites del comportamiento civilizado, infringiendo rutinariamente la ley, ignorando las reglas de la industria de los periódicos y adoptando un enfoque deshonesto hacia los litigios".

Por ello, ha enfatizado que hay que "resolver esos problemas sin limitar el interés público, el periodismo de investigación y la libertad de prensa" con un tribunal especializado "que medie y refuerce la legislación donde sea necesario".

Fuente: EFE

No hay comentarios :

Publicar un comentario