viernes, 16 de marzo de 2012

La Comisión Europea publica el segundo borrador de la Comunicación de Cine 2012


Con la publicación del segundo borrador, la Comisión Europea ha dado un paso de gigante en el proceso de elaboración de la Comunicación de Cine 2012. La nota característica en la tramitación de esta regulación ha sido la participación. De hecho, numerosos organismos europeos ha convergido en la European Film Agency Directors (EFAD), desde donde se han remitido a la Comisión Europea su posición en todo momento.

Según el ICAA, la Comisión reconoce la necesidad de continuar apoyando el cine con fondos públicos, tanto a través de ayudas directas como mediante otros instrumentos que han adquirido protagonismo en los últimos años, entre los que se encuentran los incentivos fiscales.

El cine es industria y cultura.-

La Comisión Europea propone eliminar la dicotomía entre cultura e industria al aludir al cine. De este modo, el texto comienza poniendo de relieve el importante papel de las películas "en la configuración de las identidades europeas, ya que reflejan la diversidad cultural de las distintas tradiciones e historias de los Estados miembros y regiones de la UE", para añadir a continuación que "las obras audiovisuales son tanto bienes económicos, que ofrecen importantes oportunidades para la creación de riqueza y empleo, como bienes culturales que reflejan y configuran nuestras sociedades".

Ayudas no sólo a la producción.-

El borrador aboga por una ampliación del ámbito de aplicación de la Comunicación. Mientras la actual únicamente se refiere a las ayudas a la producción cinematográfica, el nuevo borrador propone extender el sistema de ayudas a otras fases de la cadena de valor. La Comisión reconoce la importancia de la distribución y la promoción para la viabilidad de las películas, cuya vocación es, en definitiva, alcanzar a su público. El ejecutivo comunitario ha optado por no integrar en su ámbito las ayudas a la digitalización de las salas de exhibición, que tendrían cabida, sin embargo, en otra norma jurídica.

Limitación de las ayudas a producciones cinematográficas.-

La Comisión es comprensiva con los Estados miembros en relación a las subvenciones para atraer producciones cinematográficas de fuera de Europa. En este sentido, y a pesar de la coyuntura económica tan negativa el borrador pone límites a las ayudas que se pueden conceder a este tipo de operaciones. Entre las numerosas aportaciones de este texto europeo, cabe destacar la denominada territorialización de los gastos, esto es, la obligación de invertir en el país que concede la ayuda.

La Comisión considera que hay un riesgo para el adecuado funcionamiento del mercado interior. Por ello, entiende que se ha de establecer un porcentaje máximo para los Estados miembros que opten por una obligación de estas características. Ese porcentaje se aplicará sobre la ayuda concedida y no sobre el presupuesto de la producción. La consecuencia inmediata es que el montante económico que revierte al Estado que concede la ayuda es inferior, de modo que "probablemente éste también sea uno de los puntos en los que convenga seguir trabajando", a juicio del Instituto. La Comisión termina este apartado incorporando una precisión que, según el ICAA, habría de estudiarse, dado que parece indicar que los sistemas de ayuda basados en incentivos fiscales –cada vez más importantes en todos los Estados miembros– no podrían aplicar cláusulas de territorialización.

Plazo para alegaciones hasta el 14 de junio.-

Tras la publicación de este segundo borrador de Comunicación de Cine 2012, se abre un período de consulta que finaliza el 14 de junio de este año, fecha a partir de la cual la Comisión Europea analizará las contribuciones realizadas y dará forma al texto definitivo, que se convertirá en texto jurídico vinculante. Numerosas asociaciones, y ciudadanos interesados podrán efectuar las alegaciones que estimen precisas para ser incorporadas  al borrador.
Fuente: Cine por la Red

No hay comentarios :

Publicar un comentario