viernes, 12 de abril de 2013

El Consell verificará cuáles de las 71 firmas que pujaron por las 42 TDT siguen activas


El Consell recompuso ayer la mesa de contratación que debe volver a adjudicar las 42 licencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) cuyas concesiones de hace siete años anuló el pasado 18 de julio el Tribunal Supremo. El fallo del alto tribunal, que dejaba sin efecto el reparto que firmó el entonces conseller Esteban González Pons, obliga a la Generalitat a retrotraer el procedimiento al momento anterior al que la mesa de contratación formule la propuesta de adjudicación de las TDT. 

El proceso no arranca de cero, ya que a el sólo pueden concurrir las 71 empresas que se presentaron a la licitación de 2005 y con las mismas plicas con las que concursaron. El Supremo anuló la adjudicación de enero de 2006 porque la mesa de contratación delegó sus funciones de valoración de las ofertas en una consultora externa, incumpliendo "su función objetiva de valorar las ofertas, que es indelegable".
La resolución que recompone la mesa es meramente técnica, pues en estos 7 años han cambiado de dirección general del Consell las competencias sobre las TDT. Si en 2005 dependían del área de Promoción Institucional que dirigía Dora Ibars, ahora están en manos de la de Participación Ciudadana que ocupa María Barrios, quien presidirá la nueva mesa. 

Más complejo será conocer cuáles de las 71 empresas aspirantes están activas después de siete años o mantienen su interés por la concesión. Poco más de media docena de las 42 TDT locales siguen en antena mientras el resto nunca llegaron a hacerlo o han desaparecido. La mayoría de ellas han sido realquiladas a TDT nacionales que emiten en cadena, o programan teletiendas, tarot y videncia, algo no permitido en las cláusulas de esta concesión por 10 años. Además, Mediamed Comunicación Digital, la empresa que más emisoras obtuvo con 13 TDT, entró en proceso de liquidación a principios de este año. En el momento de la adjudicación, Mediamed estaba dirigida por el empresario leonés José Luis Ulibarri, imputado en el caso Gürtel de presunta financiación ilegal del PP.

Fuentes del Consell informaron ayer que antes de adjudicar las TDT se solicitará a las 71 empresas licitantes un informe sobre la validez y solvencia económica de sus ofertas. Añadieron que si detrás de la plica no hay una mercantil que la sustente, bien porque ha desaparecido o está en causa de disolución, no habrá adjudicación posible para dicha propuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario