sábado, 10 de octubre de 2015

Concursos Licencias Radio FM: La radio y la crisis migratoria

La tramitación de los concursos públicos audiovisuales relativos a radio FM nos dejan cada día una serie de noticias muy nutrida. Adjudicaciones polémicas, anulación judicial de las licencias, bases de las convocatorias que son impugnadas. Desde Díez y Romeo se ha procurado actualizar la información al respecto.

Pero ¿Por qué sigue siendo tan importante la radio en el entorno actual?

Pese a la eclosión de las nuevas tecnologías y de los medios de comunicación digitales, la radio todavía ocupa un importante hueco dentro del amplio espectro de medios. Su inmediatez y su cercanía son cualidades que la hacen destacar frente a otros competidores, además de que se trata de un medio bastante asequible y con multiplicidad de soportes y formatos.

Pero si hay algún momento en el que la radio cobra especial valor es en tiempos de de conflictos bélicos o similares, como la actual crisis migratoria. Pese a que vivimos en la era digital, en países como Siria donde la situación es crítica e inestable, lograr una conexión óptima a la red o al teléfono se convierte en una misión imposible en la mayoría de los casos, y por ello la radio pasa a ser el bien más preciado para mantenerse informado.

Conscientes de este contexto, la empresa alemana MiCT (Media in Cooperation and Transition) e IXDS, que se encargan de desarrollar medios en regiones en crisis, han creado Pocket FM, un radiotransmisor portátil que funciona sin necesidad de internet, teléfonos, televisión ni electricidad.

Para ponerlo en marcha o incluso para retransmitir solo requiere conexión con una antena, una fuente de energía o cualquier dispositivo con salida para auriculares o USB, explican desde periodismo.com. El proyecto nación con el objetivo de expandir la señal de radio a zonas en las que un receptor de gran tamaño no es posible e incluso puede supone un peligro porque “son fáciles de detectar, fáciles de destruir, y caros de mantener”, explica Klaas Glenewinkel, director general de MiCT.

Para desarrollar el dispositivo tuvieron que “mirar al pasado”, puesto que en materia de transmisores no se ha evolucionado en décadas. Ahora la compañía prepara para finales de año el lanzamiento de una nueva versión del aparatoque incluirá opciones para que se pueda apagar o encender a distancia, así como un panel solar, un GPS y acceso a internet, y se espera que su precio ascienda a los 2.000 dólares.

Díez & Romeo Abogados

No hay comentarios:

Publicar un comentario