martes, 28 de agosto de 2012

Portugal elimina el segundo canal de la televsion pública

El gobierno conservador de Lisboa ha decidido cerrar la RTP2 (segundo canal público de televisión, similar a La 2) y avanzar con la concesión del resto de canales públicos a un grupo privado por un período de entre 15 a 25 años, según avanza en su edición de este viernes el semanario luso Sol. Aunque de momento no hay confirmación oficial, al parecer el ejecutivo liderado por el socialdemócrata Pedro Passos Coelho ya habría tomado la decisión de avanzar con la privatización de la televisión pública portuguesa.

Esta solución cumple tres objetivos del gobierno:

1.- eliminar de los Presupuestos Generales los elevados costes que acarrea el grupo RTP/RDP (radio y televisión pública), que en media supone unos 240 millones de euros anuales;
2.-  mantener la propiedad pública de la empresa y
3.- garantizar el cumplimiento del servicio público de contenidos, a través del contrato firmado con el grupo privado que gane la concesión.

Así, el Estado abandona la responsabilidad en la gestión pero no pierde completamente la posibilidad de recuperar la concesión una vez terminado el plazo concretado con el grupo privado, que tendrá que obedecer a una serie de requisitos para garantizar el servicio público de información. A cambio de quedarse con los ingresos procedentes de los impuestos que los portugueses pagan a través de la factura de la electricidad, que ronda los 140 millones de euros, el grupo que se haga cargo de la RTP tendrá que mantener el servicio público. Además, podrá gestionar como le parezca los espacios publicitarios, pero seguirán estando limitados a seis minutos por hora, en vez de los doce minutos que tienen las televisiones privadas.

El director de cine Antonio Pedro Vasconcelos, uno de los promotores del manifiesto contra la privatización de la RTP considera que es "el mayor atentado a la soberanía nacional de Portugal desde la Revolución del 25 de Abril de 1974", por lo que ha exigido la intervención del presidente luso, el también conservador Aníbal Cavaco Silva, para frenar la privatización y poner fin a esta situación que él considera "gravísima e inédita en Europa", que además no ha sido siquiera exigida por la troika en el programa da ayuda externa después de que Portugal solicitase el rescate.

En el memorándum de entendimiento ni siquiera consta la obligatoriedad de cerrar el segundo canal público de televisión, pero el ejecutivo conservador ha decidido avanzar con el cierre y con la privatización del resto de canales, entre los que se encuentra el generalista RTP1, el canal de información RTPi, el canal internacional, el canal que emite en los países africanos RTPAfrica y el canal RTPMemoria. El grupo privado que se haga cargo de la gestión podrá decidir si mantiene o no los canales y de qué manera.

En una entrevista a la televisión privada TVI, Antonio Borges, responsable elegido por el gobierno para llevar a cabo la privatización, ha dicho que de momento no hay interesados formales ni hay plazo para concretar el proceso. Eso sí, en materia de despidos de funcionarios, Borges ha señalado que la RTP2 "cierra seguro porque tiene muchos gastos y poca audiencia" y del resto de canales ha dicho que los despidos "dependerán del futuro operador".

Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario