martes, 4 de diciembre de 2012

La carga fiscal de las telecomunicaciones se situa en un 10,8% y supera a los países de nuestro entorno

La carga tributaria del sector de las telecomunicaciones en España es notablemente superior al de los países de nuestro entorno, situándose en el 10,8% del negocio total del sector, frente al 6,9% de la media de los países más importantes de Europa, como Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, según un estudio que Redtel, la patronal de las operadoras de telecomunicaciones con red propia ha encargado a PwC.

Además de ese ratio sobre los ingresos totales, el informe de PwC, que ha sido presentado por el presidente de Redtel, Miguel Ángel Canalejo, destaca que la carga tributaria sobre beneficios se sitúa en el 43,7% por ciento en España frente al 30,6% de Reino Unido o el 31,2% de Alemania.

 El informe destaca que en España se está pagando, por parte de los operadores, el 37,6% del coste total de RTVE, sin beneficiarse de la supresión de la publicidad en la cadena publica, mientras que las cadenas de televisión están pagando sólo el 5,2%, cuando son beneficiarias directas de la inexistencia de publicidad en la cadena publica. Canalejo alertó sobre esta tasa, que está recurrida en los tribunales, y que previsiblemente será declarada nula por parte de las autoridades comunitarias.

De hecho, Francia, que ha instaurado una tasa similar, ha provisionado 1.300 millones de euros en el borrador de presupuestos de 2013, ante la posibilidad, cada vez más cercana, de que la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sea favorable a los operadores. En España, si hubiera que devolver la tasa que ya han pagado los operadores desde 2009, supondría alrededor de 800 millones de euros, contando con los pagos de 2012.

También la tasa radioeléctrica, con la que se grava la disposición de frecuencias radioeléctricas, es la más cara por megahercio en Europa. Y además, existe una discriminación entre el precio del megahercio que pagan las operadoras y el que pagan otros usuarios de las frecuencias como, por ejemplo, las televisiones
Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario