jueves, 20 de diciembre de 2012

El Supremo anula la TDT de Canarias condenado a su gobierno a las costas procesales


Tras 2 años de tramitación, bajo el nº de autos 7121/2010, la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo dictó la Sentencia por la que desestimó el recurso de Casación que planteo el Gobierno de Canarias frente al fallo de la Sección Primera de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), con sede en Las Palmas de Gran Canaria.

 El ponente del fallo, el Excmo. Sr. Magistrado D. Nicolás Maurandi Guillen, ha razonado la anulación de la TDT en Canarias, detallado las causas que explican (i) la falta de motivación en la adjudicación de las licencias de la TDT en Canarias, y (ii) la desnaturalización de las funciones de la Mesa de Contratación al hacer suyo un Informe de una consultora privada.

 Además ha considerado oportuno condenar en costas al Gobierno de Canarias por 5.000 €, como ocurrirá en las sentencias que quedan por dictaminar (más de una docena), todo ello con cargo a los presupuestos autonómicos. 

Los hechos se remontan hasta el 2006, cuando tras participar en el concurso público de licencias de la TDT Local e Insular convocado, la entidad sin ánimo de lucro recurrió a la justicia al considerar que la valoración que hizo la Mesa de contratación sobre su proyecto no era ajustado a derecho.

La primera contienda judicial fue ganada por el Canal de TV Ojos Solidarios a través de la Sentencia dictada 1 de octubre de 2010 que declaro nulas las concesiones para explotar los canales digitales del servicio de televisión digital terrestre (TDT).

 
El TSJC era claro y contundente en sus manifestaciones cuando dejaba sin efecto la adjudicación de la TDT:


“La declaración de nulidad de pleno Derecho del Decreto 377/2007 supone su abrogación del mundo del Derecho, en el cual únicamente pudo revestir una mera apariencia de legalidad en tanto no resultó formalmente anulado”,
 El Gobierno de Canarias, no conforme con la Sentencia del TSJ recurrió al Tribunal Supremo solicitando la revocación del fallo de primera instancia. La Asociación Ojos Solidarios se opuso al recurso por medio de sus Servicios Jurídicos, representados por Diez & Romeo. Y, tras los trámites correspondientes, el procedimiento de casación quedo visto para Sentencia.

 
Finalmente el Tribunal Supremo ratifica la anulación de las licencias con los argumentos que determina en la Sentencia, muy dura con las tesis del Gobierno de Canarias.


No hay comentarios :

Publicar un comentario