miércoles, 10 de junio de 2015

Las 3 tesis sobre el futuro de la tecnología beacon

Los beacons, unos pequeños dispositivos que emiten señales de corto alcance vía Bluetooth, prometen provocar en los comercios físicos una revolución semejante a la que causaron en su día las hoy omnipresente cookies en el e-commerce. De todos modos, el sendero que deberán recorrer los beacons para arrojarse en brazos del éxito no estará exento ni mucho menos de obstáculos. Boris Lücke, director de la empresa de servicios de geolocalización Gettings, desgrana en la publicación alemana especializada en marketing y publicidad Horizont 3 tesis sobre el futuro de la tecnología beacon.

1. Los beacons están destinados a cambiar las compras offline del mismo modo que las cookies transformaron en su día las compras online El e-commerce debe en buena medida su poderío a las cookies. Gracias a ellas, los retailers pueden hacer llegar a ojos del internauta recomendaciones de productos realmente relevantes y recordatorios de productos que se echaron en su momento al carrito de la compra y que por una razones o por otras se abandonaron. Esto que en el universo del comercio electrónico es el hoy el pan de cada día podría ser también la norma en el futuro en las tiendas físicas gracias a los beacons y a los smartphones. La combinación de estas dos tecnologías hará posible que los retailers puede aguijonear los deseos y las necesidades del usuario con productos y servicios verdaderamente relevantes en el momento y el lugar adecuados. Eso sí, los comercios deberán manejar este nuevo “superpoder” con cautela. El 50% de los consumidores desea poder decidir sobre qué temas pueden hacerle llegar información los retailers.

2. Una tercera parte de los puntos de venta físicos echará mano de los beacons en 2017 En Estados Unidos una tercera parte de las tiendas físicas estarán pertrechadas de beacons. Según datos manejados por Gettings, Alemania alcanzará una idéntica difusión de los beacons en los comercios sólo un año después, en 2017. A su rápida difusión contribuirá en buena medida su eficacia. Los cupones de descuento que los retailers hacen llegar al consumidor mediante la tecnología beacon pueden aumentar las visitas a los comercios físicos hasta en un 23%. Y no sólo eso. Tales cupones alargan el tiempo que el cliente permanece en la tienda en un 31%, de acuerdo con un experimento llevado a cabo por Gettings. ¿El problema? Que pese a su eficacia, traspasados ciertos límites, los beacons pueden acabar saturando también al consumidor.

3. Las ventas en los comercios físicos pisan el acelerador cuando la tecnología beacon se utiliza como combustible Los beacons no sólo ponen en manos del cliente atractivos descuentos sino que son también magníficos “asesores” del consumidor en el punto de venta y eso se traduce en último término en más ventas. Imaginémonos, por ejemplo, la siguiente situación. Entramos en el supermercado para hacer la compra y aparecen automáticamente en nuestro smartphone las ofertas que hay actualmente en la sección de verduras. Y junto a esas ofertas se nos proponen también diferentes recetas con los ingredientes sugeridos. Las experiencias de compra en el punto de venta ganarán en calidad gracias a los “beacons”. -

Fuente: Marketing DirectoSee more at: http://www.marketingdirecto.com/actualidad/digital/son-los-beacons-las-nuevas-cookies-3-tesis-sobre-el-futuro-de-una-tecnologia-con-vocacion-mainstream/#sthash.TnSTwRqN.dpuf

No hay comentarios:

Publicar un comentario