sábado, 19 de mayo de 2012

Los concursos de la FM desiertos: tres decisiones en menos de 9 meses

En los últimos meses hemos asistido a una cascada de decisiones consistente en declarar los últimos concursos de licencias de radio FM desiertos.

Lo que se iniciara con la decisión de la Generalitat Valenciana de declarar sus licencias en liza desiertas, el pasado 26 de septiembre de 2011, se ha visto reproducido el viernes, 18 de mayo de 2012, en Murcia y Galicia. Ambas CCAA hacían pública su voluntad de declarar desierto sus concursos de la FM.

Oficialmente, las razones suelen ser casi idénticas: (i) la disminución o desaparición de la capacidad y la solvencia de las licitadoras; (ii) la existencia de proyectos obsoletos de emisoras de radio FM; (iii) las incompatibilidades entre las bases y la nueva regulación audiovisual; y (iv) la búsqueda de la máxima seguridad jurídica en procesos selectivos tan complejos.

Pero desde el sector se palpa que una de las verdaderas motivaciones es que las CCAA ya no pueden sostener adjudicaciones “previsibles”. Es decir, a las empresas más afines del ejecutivo de turno. Y es que la presión ante repartos escandalosos es muy difícil de mitigar.  El ejemplo más paradigmático es el controvertido reparto de la FM en Canarias que tantas críticas ha generado.

Si hacemos memoria, la mayoría de los responsables de la política audiovisual de las CCAA con repartos reprochados han terminado muy mal parados. Desde dimisiones o ceses inmediatos, tras la decisión de adjudicar licencias de FM y TDT, hasta condenas al ostracismo o al olvido, pasando por los problemas jurídico-penales del que fuera titular de la Consejería de Industria de Cantabria (reparto de la TDT).

Por eso parece que las CCAA tienen mucha más cautela a la hora de adjudicar licencias audiovisuales y, ante cualquier riesgo serio de anomalía, se opta por declarar el concurso desierto y volver a convocar uno nuevo.

La asesoría jurídica audiovisual se ha profesionalizado mucho y numerosos despachos de abogados se encuentran a disposición de los licitadores para abordar y detectar irregularidades. Aún se encuentra en la retina de todos la anulación judicial de la TDT en Madrid, Canarias, Galicia (2 demarcaciones), así como numerosas sentencias que anulan licencias de FM ya otorgadas, como es el caso de las obtenidas por el Tribunal Superior de Justicia de Murcia, Madrid, y Cataluña, entre otras.

Por consiguiente, la solución de declarar los concursos desiertos cuando existen causas para ello proyecta más transparencia en el proceder de las CCAA. Además, las autoridades se ahorran todos los inconvenientes derivados de la nulidad judicial de sus actos de adjudicación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario