viernes, 18 de mayo de 2012

Galicia declara desierto el concurso de la FM

El Consello de la Xunta declaro hoy desierto el concurso público para el otorgamiento de licencias para la prestación del servicio de comunicación radiofónica, de carácter comercial, en ondas métricas con modulación de frecuencia en la Comunidad Autónoma de Galicia.

El Gobierno gallego toma esta decisión tras la entrada en vigor, el día 3 de abril, del Decreto 102/2012, de 29 de marzo, por el que se desarrolla el servicio de comunicación audiovisual radiofónica en el ámbito de la Comunidad gallega.

Este decreto prevé, en su disposición ultima, la posibilidad de declarar desierto los procedimientos para el otorgamiento de licencias que se encuentren en tramitación, en el caso de existir incompatibilidad entre el régimen previsto en las bases de la convocatoria y el régimen previsto en el mismo decreto.

Este es el caso del concurso público para el otorgamiento de licencias para la prestación de servicios de comunicación radiofónica de carácter comercial en ondas métricas con modulación de frecuencia en la Comunidad Autónoma de Galicia, que estaba en proceso de tramitación.

Razones: Denominación comercial incorrecta e incompatibilidades

El Consello de la Xunta decidió declarar desierto este concurso para evitar una posible situación de inseguridad jurídica, fundamentándose en una serie de incompatibilidades entre las bases de dicho concurso y el decreto de comunicación audiovisual radiofónica.

En este sentido, en primeo lugar tuvo en cuenta el criterio del dictamen emitido en su día por el Consello Consultivo de Galicia sobre el mencionado decreto, que consideraba que la denominación ”emisoras de carácter comercial” no es correcta, dado que impedía concurrir a aquellas entidades que no tuviesen ese carácter.

Asimismo, también se observaba una incompatibilidad entre el régimen jurídico de desestimación previsto en el decreto y el régimen jurídico de caducidad establecido en las bases del concurso. Entre otras incompatibilidades, se tuvo en cuenta que, mientras que las bases del concurso limitaban a prestación de servicios la tecnología analógica, el decreto abre la posibilidad de usar cualquier tipo de tecnología, bien de tipo digital o de otra naturaleza

Por todo esto, el Ejecutivo autonómico trata, con esta declaración, de salvaguardar el interés público y proteger la seguridad jurídica de cualquier posible licitador o adjudicatario de dichas licencias. Ágora se abre un plazo de seis meses para convocar un nuevo concurso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario