La privatización de las TV autonómicas pasa el primer filtro

El proyecto de ley del Gobierno para flexibilizar la gestión de las televisiones autonómicas, que abre la puerta a la privatización, ha pasado su primer trámite parlamentario con el rechazo de las cuatro enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición (PSOE, Izquierda Plural, UPyD, BNG y ERC).
El PP ha expresado ya su rechazo a esas enmiendas y ha manifestado su disposición a negociar cambios en ese proyecto legislativo durante su tramitación parlamentaria.

El proyecto ha sido defendido ante el pleno de la Cámara por el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, quien ha insistido en que se trata de ampliar la libertad y la capacidad de elección de cada comunidad respecto al modelo de televisión que desean.

"No se obliga a nadie a privatizar" un canal, ha señalado el titular de Industria; "¿alguien se opone a un mayor grado de libertad en cada comunidad para que elijan libremente su modelo?", ha interpelado a la Cámara.

Los portavoces de los grupos de la oposición han criticado el cambio de modelo y han acusado al Gobierno de pretender con esos cambios favorecer a "sus amigos" y de poner en peligro el servicio público que prestan estos canales.

Comentarios