jueves, 12 de diciembre de 2013

La que se avecina en la TDT

En 2010 el Gobierno de Zapatero concedió a cada una de las empresas televisivas un múltiplex digital completo (para entendernos una especie de “caja” donde caben 4 canales de televisión). Desde entonces, se han producido las fusiones de Telecinco y Cuatro (ahora Mediaset) y la de Antena 3 y la Sexta (ahora Atresmedia) dando lugar a dos grandes grupos mediáticos importantes, que acumulan un gran número de canales en TDT.

Sin embargo, el Tribunal Supremo ha sentenciado que el reparto de cadenas de TDT realizado por el Ejecutivo de Zapatero era nulo por la falta de concurso público.

Aunque la sentencia es de finales de 2012, el pasado marzo el Gobierno de Mariano Rajoy decidió dar estricto cumplimiento a la sentencia. En medio de todo este caos legal y administrativo, se encuentra la intención del Gobierno de ejecutar el dividendo digital que supone la liberación de frecuencias de TDT para su uso por parte de los operadores móviles.

Desde entonces, en los grandes grupos de comunicación en España están al borde de un ataque de nervios. La aplicación de la sentencia implicaría la devolución mínima de 9 canales de televisión al Estado: 3 por parte de Atresmedia, 2 por parte de Mediaset, 2 de Veo TV (Unidad Editorial) y 2 de Net TV (Vocento). ¿Cuáles? No se sabe.

En UTECA, organización que agrupa a los principales operadores audiovisuales privados, se considera que no existen razones técnicas ni legales que avalen la reducción de canales y que la sentencia del Supremo provoca una situación de “inseguridad jurídica sin precedentes”.

Hay en juego importantes intereses económicos. Veo TV ha alquilado su múltiplex de cuatro canales a Discovery Max, 13 TV, AXN (TDT de pago) y a la desaparecida Marca TV. Por su parte Net Tv tiene acuerdos con Intereconomía TV, Disney Channel, Paramount Channel y MTV España, aunque parece que este último será sustituido por Real Madrid TV a partir de 2014. La devolución de canales afectaría a su cuenta de resultados.

Todo ello si el Tribunal Supremo no tira de las orejas al Gobierno por no haber ejecutado la sentencia, como reclama la empresa denunciante, y cuya decisión parece inminente. Ahora ya se habla de cerrar hasta 17 canales y quién sabe si a convocar un nuevo concurso público para repartir nuevos canales de TDT.

Todo parece indicar que tendremos solución, aunque no sé si ejecución, antes de terminar el 2013

Fuente: Rafel Puigserver  http://mallorcaconfidencial.com/20131211_125526-la-que-se-avecina-en-la-tdt.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario