lunes, 9 de diciembre de 2013

Diez y Romeo, el impacto de la nueva Ciberseguridad Nacional

Desde Diez y Romeo continuamos el análisis la Estrategia de Ciberseguridad con la pauta marcada por la administración para evitar ciberataques.

I.- Línea de acción pautada por la Ciberseguridad Nacional
Con el fin de desarrollar los Principios en base al uso seguro del ciberespacio se fijan una serie de objetivos trazados. De ahí, que la línea de acción se cimenta sobre los siguientes pilares:

Ciberseguridad. Diez y Romeo1.- Colaboración administrativa.-
Mejorar la capacidad de prevención, detección, respuesta y recuperación ante las ciberamenazas, estableciendo mecanismos de colaboración interadministrativa que minimicen la atomización de los distintos entes estatales con competencias en ciberseguridad.

2.- Adecuación de la normativa.-
Incorporar, mediante nuevas normativas o adaptando las vigentes, mecanismos jurídicos que incidan en la Seguridad de los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Administraciones Públicas.

3.- Seguridad Integral.-
Implementar la naturaleza y alcance del concepto de seguridad integral respecto de  los Sistemas de Información y Telecomunicaciones que soportan las Infraestructuras Críticas.

4.- Instrumentos judiciales y policiales.-
Dotar al ámbito judicial y policial de más capacidades para luchar contra el terrorismo y la delincuencia en el ciberespacio, implementando las competencias de investigación y persecución.

5.- Implicación de los particulares.-
Fomentar la adopción de códigos de buenas conductas y prácticas en cuando a la seguridad y resiliencia de las TIC en el ámbito privado.

6.- Investigación Desarrollo e Innovación.-
Apoyar a la formación en investigación y desarrollo para universidades y centros de investigación que permita la divulgación de los conocimientos y competencias sobre ciberseguridad.

7.- Concienciación ciudadana.-
Determinar una pedagogía sobre la ciberseguridad destinada a los ciudadanos y las empresas. Se busca así una concienciación para que actúen de forma segura y colaboren con las administraciones públicas siempre que ello no signifique el detrimento de los derechos constitucionales.

8.- Cooperación internacional.-
Fomentar las alianzas internacionales relativas a la ciberseguridad, así como reforzar las existentes. Es claro que sin compromiso internacional no es posible ejecutar una estrategia de ciberseguridad clara.

II.- Primeras críticas
A tenor de lo anterior, se puede decir que la puesta en marcha de la estrategia es una realidad a pesar de que su implantación será progresiva y gradual. No obstante, ya se han fijado las primeras críticas al respecto como:
  • La falta de concreción y detalle del nuevo plan de acción.
  • La ausencia del porcentaje a asignar con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para su ejecución

No hay comentarios :

Publicar un comentario