viernes, 6 de diciembre de 2013

Diez y Romeo analiza la Estrategia de Ciberseguridad Nacional

Diez y Romeo plasma el impacto de la ciberseguridad ante un posible conflicto entre seguridad y libertades individuales.   

El ciberespacio y su seguridad.-

El Consejo de Seguridad Nacional, reunido el 5 de diciembre de 2013, ha aprobado la Estrategia de Ciberseguridad, cuyo objetico es lograr un uso seguro de las TIC en la sociedad del conocimiento. Para ello se objetivan una serie de medidas tendentes a fortalecer las capacidades de prevención, defensa, detección, y respuesta a los ciberataques. Desde Diez y Romeo Abogados se analiza brevemente la Ciberseguridad planteada.

Ciberseguridad en las redes. Diez y RomeoEste plan se articula ante la consolidación de un entorno en el que la rapidez y facilidad de los intercambios de información y comunicaciones han eliminado las barreras de distancia y tiempo. En este ámbito, cada vez más ha sido necesario definir con audacia el término de ciberespacio: un dominio global y dinámico compuesto por las infraestructuras de tecnología de la información – incluida Internet, las redes y los sistemas de información y de telecomunicaciones.

Por todos es sabido que en este hábitat se difuminan las fronteras, se maximiza la participación de sus usuarios en una globalización que propicia nuevas oportunidades, y se generan igualmente nuevos riesgos y amenazas.

Con el documento publicado, se trata de conciliar la seguridad de los sistemas de información utilizados por todos con la protección y el pleno uso de derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución.

Principios rectores de la ciberseguridad en España.-

Diez y Romeo Abogados desgrana los principios en que sustenta la Estrategia de Ciberseguridad Nacional:
1.- Liderazgo estatal y coordinación de esfuerzos
Según el documento, el ámbito y la complejidad de los desafíos del ciberespacio requieren, además de un liderazgo estatal decidido, la adecuada coordinación de las capacidades, recursos y competencias involucradas.
2.- Responsabilidad compartida de todos.
Se considera que todos los agentes públicos y privados, incluyendo también a los ciudadanos, están implicados en la ciberseguridad. Para ello, se hace precisa una intensa coordinación de los diferentes organismos de las Administraciones Públicas y una adecuada cooperación público-privada capaz de compatibilizar iniciativas y propiciar el intercambio de información.

3.- Proporcionalidad racionalidad y eficacia.
Desde Diez y Romeo Abogados se advierte que las administraciones públicas deben de gestionar los riesgos derivados del uso de la tecnología de la siguiente forma:
• Equilibrando oportunidades y amenazas.
• Asegurando la proporcionalidad en los elementos de protección adoptados.
• Creando medidas protectoras que garanticen la confianza y no trabas al desarrollo de nuevos servicios.

4.- Cooperación Internacional.
Promover la cooperación global es vital dado el carácter transfronterizo de las amenazas, ya que las medidas sólo resultarán eficaces si se adoptan internacionalmente con la cooperación y coordinación entre los distintos países.

Accede al documento: http://www.lamoncloa.gob.es/NR/rdonlyres/680D00B8-45FA-4264-9779-1E69D4FEF99D/255433/20131332_completo_05dic13_0955h.pdf

No hay comentarios :

Publicar un comentario