jueves, 19 de diciembre de 2013

Implicaciones del cierre de 9 canales de TDT

El órgano judicial dictamina sobre el futuro de la TDT, un año después de que se declarase nulo el reparto que realizó el anterior Gobierno. Los grupos afectados son Atresmedia (al que se le invalidan 3 cadenas), Mediaset, Veo y Net, con dos cada uno. El turno es ahora del Gobierno, que deberá pronunciarse sobre cómo se ejecuta esta decisión judicial

El Tribunal Supremo ha ordenado el cese de emisiones de nueve canales de TDT (tres de Atresmedia, dos de Mediaset, dos de Veo TV y dos de Net TV). Así lo especifica en el auto de ejecución en el que estima el recurso presentado por Infraestructuras y Gestión 2.002 contra la decisión del Consejo de Ministros que permitió seguir emitiendo estos canales hasta que culminase el proceso de liberación del dividendo digital.
"Deben cesar los canales no comprendidos en los acuerdos del Consejo de Ministros de 28 de mayo y 11 de junio de 2.010 de transformación de concesiones en licencias en aplicación de lo dispuesto por la Ley General de la Comunicación Audiovisual", explica el TS en su auto.

De esta forma, el auto obliga a ejecutar otra Sentencia del Alto Tribunal que anulaba una decisión del Gobierno en 2010 por la que se asignaba un múltiple digital de cobertura estatal a cada una de las sociedades licenciatarias del servicio de televisión digital terrestre de ámbito estatal, aunque en aquella ocasión el TS no especificaba los canales que debían dejar de emitirse.

El Gobierno ya había acordado ejecutar la sentencia pero, en el precepto ahora anulado, permitía seguir emitiendo los canales hasta que se produzca el mencionado proceso de liberación del dividendo digital.

Sin embargo, en el apartado undécimo de los razonamientos jurídicos del auto de ejecución, el Alto Tribunal explica que "sólo los canales mencionados (un total de quince) ostentaban un título anterior alacuerdo del Consejo de Ministros de 16 de julio de 2.010 que fue anulado, mientras que los restantes derivan necesariamente de la asignación del múltiple digital efectuado por dicho acuerdo y, por tanto, su atribución es nula, carecen de título y deben cesar en sus emisiones en ejecución de la Sentencia de esta Sala de 27 de noviembre de 2.012".

"Inesquivable"
"Tal conclusión es inesquivable y se comprueba no sólo por el examen efectuado de los títulos otorgados con anterioridad al acuerdo anulado, sino por el sentido y contenido del acuerdo anulado", añade.
Para el Tribunal Supremo, Atresmedia, tras su fusión por absorción de La Sexta, disponía de cinco canales (los tres de Antena 3 y los dos de La Sexta), Mediaset (tras la fusión de Gestevisión Telecinco y Cuatro) disponía de 6 canales (los tres de Gestevisión Telecinco y los tres de Sogecable-Cuatro), Veo TV disponía de dos canales y Net TV de otros dos. "En consecuencia, al atribuir dos múltiples digitales a Atresmedia, otros dos a Mediaset, otro a Veo TV y otro a Net TV, todos ellos con capacidad para cuatro canales cada uno, se atribuían nueve canales adicionales: tres a Atresmedia, dos a Mediaset, dos a Veo TV y otros dos a Net TV", añade.
Y remarca que, según informe de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, Atresmedia dispone de dos licencias con cuatro canales cada una, frente a los cinco canales que resultan de títulos anteriores al acuerdo del Consejo de Ministros; Mediaset Telecinco tendría igualmente habilitación para dos licencias, con cuatro canales cada una, frente a los seis que resultaban de títulos anteriores; finalmente, Veo TV y Net TV tendrían una licencia con cuatro canales cada una, frente a los dos canales que ostentaba cada una de dichas sociedades con anterioridad al acuerdo anulado del Consejo de Ministros.
"En definitiva, la asignación de un múltiple digital a cada una de las licenciatarias ha supuesto la adjudicación sin previo concurso, tras la entrada en vigor de la Ley 7/2010, de nueve canales adicionales: tres a Atresmedia, dos a Mediaset Telecinco, dos a Veo TV y dos a Net TV", añade.
La Administración, a través del abogado del Estado, aduce diferentes razones para aplazar la ejecución de la sentencia, como la complejidad y dificultades del proceso de liberación del denominado dividendo digital; dificultades técnicas con el desembolso de la tasa anual de reserva efectuado por las licenciatarias para todo el año 2.013; la necesaria realización de adaptaciones técnicas y la posible necesidad de revisión de los contratos vigentes de transporte y difusión de señales preservando la calidad y continuidad de las emisiones.

Canales adjudicados sin concurso
Sin embargo, a juicio del TS, éstas carecen de fundamento para retrasar la aplicación del fallo que no es otro que "la nulidad de la asignación de canales adicionales sin previo concurso como consecuencia de la atribución a las licenciatarias de un múltiple digital, y, por ende, la necesaria cesación de la emisión de tales canales".
"En cuanto a las dificultades de todo orden del proceso de liberación del dividendo digital, nada tienen que ver con lo que se resuelve; tales dificultades existe con o sin nulidad del acuerdo, y la cesación de determinados canales en nada obstaculiza dicho proceso, fuera del hecho que constituya un factor más a tener en consideración en cuanto al espacio radioeléctrico efectivamente ocupado", añade.
En el mismo auto de ejecución, el Alto Tribunal desestima las pretensiones de UTECA, Mediaset, Televisión Net TV, Veo Televisión y Atresmedia, de anular el decisión del Gobierno de ordenar el cese de las emisiones de estos canales.
El turno ahora es del Gobierno: ¿Qué pasará ahora?
Una vez conocida la decisión judicial, que anula el reparto de 9 canales, es el Gobierno quien debe pronunciarse sobre cómo ejecutar esta sentencia: si procediendo al cierre de estos canales o abriendo un nuevo concurso, en cuyo caso, a priori, saldrían ganando los grandes operadores (Atresmedia y Mediaset), que han realizado la mayor inversión, puesto que los pequeños (Net y Veo) tienen varias señales alquiladas.

Este es el reparto actual:

Mediaset España
Telecinco
Cuatro
FDF
La Siete
Divinity
Energy
Boing
Nueve
Atresmedia
Antena 3
La Sexta
Neox
Nova
Nitro
Xplora
La Sexta 3
GolT
Unidad Editorial
Discovery Max
13TV
AXN
Teletienda
Net TV
Disney Channel
Intereconomía
MTV
Paramount Channel

Reacción dispar en bolsa a la sentencia por la TDT: AtresMedia cae y Mediaset sube
Las dos principales cadenas privadas, AtresMedia y Mediaset España, están cotizando de manera dispar en una jornada marcada para ellas por la sentencia del Tribunal Supremo sobre el dividendo digital, según informa El Confidencial.
Mientras que el grupo controlado por Planeta mantiene el vuelco dado por su cotización a media mañana y que le ha hecho pasar de un amanecer en verde a una pérdidas superiores al medio punto a medio día, la filial española de Mediaset mantiene las ganancias superiores al 1,3% con las que estaba cotizando ya antes de la decisión del alto tribunal y que sitúan el precio de sus títulos en los 8,3 euros.
A pesar de las pérdidas de hoy, el hólding que controla a Antena 3 y La Sexta está a punto de cerrar el ejecicio como el segundo mejor valor de todo el mercado español, sólo por detrás de Gamesa, ya que acumula una ganancia del cercana al 200%, que ha situado el precio de cada uno de sus títulos por encima de los 11 euros.
La sentencia del Supremo conlleva que AtresMedia pierda tres canales, frente a los dos que deberá ceder Mediaset y que deberían salir a concurso público.

Soria espera que las televisiones dejan "totalmente libre" el 'dividendo digital' "en los próximos meses"
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, señaló ayer que esperaba que la banda de 800 MHz, actualmente ocupada por las cadenas de televisión, quedé "totalmente liberada" en los "próximos meses" para las comunicaciones móviles y, en concreto, para el despliegue de tecnologías 4G.
"La banda de los 800 MHz, que es la que se tiene que liberar en el espacio radioeléctrico para que se despliegue la 4G todavía está ocupada por una serie de canales de Televisión Digital Terrestre (TDT), que son objeto de sentencias del Tribunal Supremo, tanto de la de noviembre de 2012 como la de febrero de 2013, donde se dicen que tienen que liberarlo", explicó el titular de la cartera de Industria, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press.
Soria ha añadido que estas cadenas han solicitado "tiempo" para llevar a cabo este proceso, conocido como "dividendo digital", que espera esté concluido en los "próximos meses" para el despliegue de las tecnologías de nueva generación móvil 4G, que permiten multiplicar por diez la velocidad de navegación en la red a través de los dispositivos móviles, así como mejorar la capacidad de la red y la experiencia de los usuarios.
"Nos han solicitado un tiempo, nos lo solicitaron una vez que se hizo el acuerdo de ejecución de la sentencia y yo espero que a lo largo de los próximos meses quede totalmente liberado", ha apuntado el ministro. Soria ha recordado que en estos momentos ya existen servicios de 4G en España, pero estos se realizan sobre otras bandas de frecuencia, como la de 1.800 MHz, que no proporcionan "la misma velocidad, ni capacidad" que la de 800 MHz.
El Gobierno se comprometió a liberalizar las frecuencias ocupadas hasta ahora por las televisiones para el uso de las mismas por parte de las operadoras de telecomunicaciones para la prestación de sus servicios móviles de nueva generación a enero de 2014.
En este sentido, los operadores de telecomunicaciones han reiterado en numerosas ocasiones la importancia de liberar la banda de 800 MHz ya que estas frecuencias de espectro optimizarán la eficiencia de la red y mejorarán la cobertura en el interior de los edificios.

Un año esperando esta sentencia
El sector audiovisual llevaba un año esperando una solución definitiva para el reparto de canales de la TDT, después de que el Tribunal Supremo declarara nulo en diciembre de 2012 la distribución de cadenas que realizó el anterior Gobierno. Ahora, esta sentencia del mismo tribunal podría acelerar la configuración del nuevo panorama audiovisual.
Así Ignacio Sánchez, portavoz de Infraestructuras y Gestión, la compañía que logró que el Supremo anulara el reparto de cadenas de TDT realizado por el anterior Ejecutivo, señaló que esperaban esta respuesta  del Alto Tribunal a una petición posterior para que el Gobierno no demore más su decisión.

Pedñian al Supremo que oblige al Gobierno a "ejecutar ya" la sentencia
Asimismo, en el mismo incedente de ejecución planteado por Infraestructuras y Gestión, la compañía ha pedido que el Supremo oblige al Gobierno a ejecutar ya la sentencia, anulando la "autorización transitioria" que dio en marzo a las cadenas para seguir emitiendo donde actualmente lo hacen mientras se libera el 'dividendo digital', lo que podría adelantar la solución del Ejecutivo.

Uteca, contra la decisión: "Situación de inseguridad jurídica sin precedentes"
También Uteca, la patronal de las cadenas privadas, es parte en este procedimiento, después de que en abril interpusiera un recurso contencioso-administrativo contra la decisión del Gobierno de ejecutar la sentencia, al considerar que la acción del Ejecutivo colocaba al sector audiovisual en una "situación de inseguridad jurídica sin precedentes".

Las privadas esperan conservar los canales mediante la compresión de la señal
En paralelo a estos movimientos en los tribunales, el Gobierno ha seguido negociando con las cadenas privadas la liberación del 'dividendo digital'. La intención inicial del Ejecutivo es que las cadenas dejen libre la banda de frecuencias de 800 MHz para las compañías de telecomunicaciones antes de enero de 2014. Un objetivo "completamente irreal", para la Federación de Instaladores de Telecomunicaciones (Fenitel).
Tanto Fenitel como las cadenas privadas han esperado que, paralelamente a la sentencia del Supremo, la decisión que adopte el Gobierno respete el acuerdo alcanzado con la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi) de hace más de un año, corroborado por un Consejo de Ministros posterior, que permitía facilitar la liberalización del 'dividendo digital' conservando los actuales canales mediante la compresión de la señal.

El Gobierno, con Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz, apela al diálogo
Las últimas declaraciones públicas sobre el tema han venido de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que en noviembre durante la jornada anual de Uteca ha apostado por el "diálogo" para encontrar una "solución definitiva" que pase por la conciliación entre las "exigencias legales" y de los tribunales con las "necesidades y requerimientos técnicos" de las cadenas de televisión.
Desde la patronal de las cadenas privadas, el presidente de la asociación, José Manuel Lara, indicó que en definitiva se trata de "cómo volver a distribuir el espacio radioeléctrico para que quede espacio para otras cosas" y ha apuntado que la distribución de las cadenas "nunca ha estado totalmente definido". Por lo que ha esperado que el Gobierno dé una solución "definitiva".

En un nuevo recurso, pedían que fueran 17 los canales afectados, y no 9
Infraestructuras y Gestión 2002 presentó otro recurso contencioso-administrativo ante el Supremo para pedir que los canales de la TDT que se vean afectados por la sentencia fueran 17 y no nueve, como parecen indicar las últimas declaraciones de miembros del Gobierno.

Un conflicto que se alarga desde diciembre de 2012
El procedimiento se remonta a diciembre del año pasado, cuando el Supremo estimó parcialmente un recurso presentado por Infraestructuras y Gestión 2002 y declaró nulo un acuerdo del anterior Gobierno de 2010 por el que se entregó un múltiple completo -con capacidad para emitir cuatro canales convencionales- a Antena 3, Telecinco, Sogecable, Veo7, Net Televisión y La Sexta por no ser conforme a derecho, al no haber realizado concursos públicos.
Tras cuatro meses de esa sentencia, en marzo de este año, el Gobierno aprobó la ejecución de la sentencia, aunque ligó su cumplimiento al proceso abierto del 'dividendo digital', por el que se van a mudar algunos canales de televisión de frecuencia para dejar espacio libre a la llegada de la telefonía 4G de última generación.

El ministro de Industria ya explicó que se liberarían nueve canales de TV
La decisión del Gobierno de unir por un lado la sentencia del Supremo, que se refería a una decisión del anterior Gobierno respecto a la TDT, con la liberalización del 'dividendo digital', que llevaba tiempo negociando con las cadenas privadas, hizo despertar las suspicacias de que el Ejecutivo pretendiera reducir el coste que iba a suponer el 'dividendo digital' quitando canales a la TDT.
El propio ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, aseguró en noviembre que la sentencia del Supremo implicaría liberar nueve canales de televisión. Un extremo en el que no están de acuerdo las cadenas privadas, que respondieron al ministro con un comunicado en el que avisaban de que "no existen razones técnicas para la reducción de la oferta de canales" y "las alusiones a su merma son una clara amenaza para la actual pluralidad".



No hay comentarios:

Publicar un comentario