martes, 12 de noviembre de 2013

Cierre de RTVV ¿La defunción del sector audiovisual?

El cierre de Ràdio Televisió Valenciana ( RTVV) es un drama para la sociedad valenciana. Un drama donde muchos sectores de la economía y la sociedad valenciana van a perder su altavoz para promocionarse. Una tragedia más acentuada para los sectores que sobrevivían indirectamente del gran ente público, como es el sector audiovisual valenciano.

El sector audiovisual valenciano está formado por 120 empresas y emplea alrededor de 3.000 personas. Un sector que se tambalea con el cierre. Para la productora Barret Films el cierre significa “un debilitamiento sin parangón” en el sector audiovisual. La productora valenciana, famosa por la producción del documental que denunciaba las irregularidades y el silencio sobre las causas del accidente del metro de Valencia, valora que a ellos “directamente no nos afecta en tanto en cuanto no teníamos producciones apalabradas ni teníamos una estrecha relación profesional con el ente público. Pero, es un mazazo porque barre de un plumazo expectativas futuras y la viabilidad misma del sector el audiovisual”.
Pasozebra, productora audiovisual valenciana de animación infografica, opina que a ellos no les afecta porque “nuestra empresa vive de la exportación audiovisual, no tenemos apenas protección oficial o institucional”. Asimismo, la productora defiende que RTVV “tenía una gran papel para hacer” y denuncia que Canal 9 fue “una televisión ajena al audiovisual”. Ferran Gadea, portavoz de l’Associació d’Actors Professionals Valencians y famoso por su papel en una de las series más vistas de Canal 9, L’Alqueria Blanca, opina que el cierre “será la muerte y abandono total” y que “los profesionales emigraremos o nos dedicaremos a otra cosa”.
Andrés Boix, profesor de derecho administrativo de la Universitat de València y especialista en derecho de la comunicación valora que el cierre de la televisión pública valenciana “supone la definitiva liquidación del sector audiovisual autóctono”“El cierre de RTVV es una puntilla casi definitiva que sólo un cambio de muchas de las circunstancias descritas podría, en el futuro, y poco a poco comenzar a revertirse. Si no se da ese cambio, sencillamente, los profesionales del sector no tendrán más remedio que emigrar si quieren seguir trabajando en lo suyo”, analiza el profesor de la Universitat de València.
¿Condenados a emigrar?
Kiko Martínez, directivo de la productora de cine y televisión Nadie es Perfecto, anunció desde Los Ángeles que cerrará su oficina en Valencia. Una situación que puede extenderse al resto de empresas audiovisuales que tengan delegación en el País Valenciano y que puede plantear a las empresas autóctonas la emigración.

Para Pasozebra la cuestión “no se trata de un hecho físico”. Según la productora valenciana con el diseño del sistema audiovisual valenciano “solo se mantiene aquellas empresas audiovisuales que exportan, que están en otros lugares”. Barret Films, en cambio, no plantea la posibilidad de emigrar. Para ellos como productora “comprometida con la sociedad” no conciben otra salida “ahora más que nunca, que apostar por hacer productos audiovisuales de calidad, desde el País Valenciano, para poner en valor el talento y la creatividad de un sector audiovisual muy bien cualificado”.
Aunque existen dos canales autonómicos privados cómo Mediterráneo TV y Las Provincias TV y otras TDT locales cómo Levante TV, para Andrés Boix “la producción propia de la TDT privada local y autonómica que no está dedicada al tarot o a las teletiendas es tan humilde que a efectos prácticos puede entenderse como inexistente”. “Hay algo de información de proximidad, alguna tertulia, programas de fútbol o algún contenido temático de bajo coste. Pero muy poco. Y a esta cantidad exigua se une que los contenidos tampoco son los que permiten ayudar a generar industria”, sentencia el especialista en derecho de la comunicación.
Escaso impulso audiovisual
Muchas productoras como son Barret Films y Pasozebra no han trabajado para la televisión pública valenciana. RTVV, símbolo de la manipulación informativa del Partido Popular Valenciano (PPCV) e implicada en el caso Gürtel cómo acredita el sumario del caso, se convirtió muchos años en una ente del que las productoras amigas o vinculadas al PPCV podían hacer sus programas, lo que derivó en que muchas veces el impulso al modelo audiovisual que se desarrolló en otras comunidades no se hiciera en el País Valenciano.
“RTVV empezó siendo un gran apoyo del sector hacía el exterior pero se terminó convirtiendo en un instrumento político, clientelista y de localismo terminal” opinan desde Pasozebra. Ferran Gadea afirma en el mismo sentido que “la cadena encargaba trabajos solo para un tipo de público ideológicamente afín al PP, con censura sobre temas y personas, falta de transparencia en los concursos y adjudicaciones de trabajos”.  Andrés Boix apunta “sin duda en el País Valenciano ha faltado la ambición necesaria para intentar revertir la situación, o quizás la inteligencia para hacerlo bien, incluso cuando ha habido generosas inyecciones económicas por parte del sector público como, por ejemplo, con la Ciutat de la Llum d'Alacant”.
 
Hipotética reapertura
Ante una hipotética reapertura de la televisión pública valenciana, Ferran Gadea se muestra pesimista a que esta volviera a poder impulsar el sector audiovisual valenciano, ya que para él “las pocas productoras que quedan cerrarán y abrir de nuevo será imposible”. Boix, en cambio se muestra un poco más optimista ante una posible reapertura de RTVV “ayudaría mucho una reapertura. Pero la vuelta de RTVV, siendo una condición necesaria, no es suficiente. Tendría que volver, además, con una decidida apuesta por las producciones propias o próximas, con voluntad de colaborar con televisiones locales que hagan información de proximidad, con una apuesta por la calidad ambiciosa que incluso aspire a expandir su mercado”.

El cierre de Ràdio Televisión Valenciana es la puntilla para un sector, obligado con esta decisión a exportar, emigrar o morir. El portavoz de la patronal del audiovisual valenciano, la Associació de Productors Audiovisuals, Ximo Pérez, declaró en El País, que el cierre liquidará el 95% del tejido audiovisual valenciano. Consecuencias económicas de un cierre que aboca a la asfixia a un sector en auge.
 
Fuente: Moisés Pérez

No hay comentarios:

Publicar un comentario