martes, 20 de mayo de 2014

El CAC sanciona a varias emisoras por cambiar de oferta radiofónica


El Consell de l’Audiovisual de Catalunya ha impuesto tres sanciones de 34.287 euros cada una a Onda Rambla; en total, 102.861 euros. El motivo es que tres de sus frecuencias (89.8 de Barcelona, 92.2 de Igualada y 91.0 de Tarragona) emiten la radiofórmula musical Rock FM, cuando la licencia es para una emisora generalista. El CAC califica la infracción de “grave” (sancionable de 12.001 a 90.000 euros).

Rock FM emite en Catalunya tras la absorción de ABC Punto Radio por parte de la COPE. La extinta emisora de Vocento había comprado las frecuencias de Onda Rambla a Luis del Olmo para ampliar su cobertura. Con la absorción por parte de la COPE, las tres frecuencias mencionadas pasaron a emitir Rock FM.

El proceso sancionador se inició el pasado verano. Desde entonces, Onda Rambla, entre otros argumentos, ha defendido que, con la entrada en vigor de la Ley general de la comunicación audiovisual estatal de 2010, se ha pasado de un régimen concesional a otro de licencias, y entiende que con el cambio no está obligado a mantener la tipología de programación en el que se comprometió en su día.

El CAC, sin embargo, considera que, pese al cambio de concesión a licencia, las obligaciones y los compromisos asumidos cuando se presentó la oferta para adjudicarse las licencias siguen “plenamente en vigor”.

El pleno del CAC aprobó el mes pasado la sanción a Onda Rambla por cinco votos a favor y una abstención de Daniel Sirera, del partido popular. Además, Carmen Figueras y Elisenda Malaret emitieron un voto particular donde, además de la multa, reclamaban que se instara al cese de las emisiones irregulares de Rock FM.

El presidente del Consejo Audiovisual de Catalunya (CAC), Roger Loppacher, ha afirmado que el organismo público es independiente. En una entrevista en el diario Ara, afirma que la vinculación con los partidos políticos “no es tan real”.

Loppacher manifiesta que “cuando se actúa, actúa en interés del sistema audiovisual catalán en su conjunto, no en función del interés de un político. Hay sensibilidades diferentes, como los hay en la sociedad. Pero no hay adscripciones políticas definidas, sinceramente”.

Loppacher afirma esto a pesar de que, en la actual composición del organismo, todos han tenido cargos de confianza política. Él mismo fue secretario general de Gobernación y vicepresidente del Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) del 2008 al 2012.

No hay comentarios :

Publicar un comentario