jueves, 14 de marzo de 2013

Francia lleva a la Fiscalia a Skype por no inscribirse como operador de telecomunicaciones

La Autoridad Reguladora de las Comunicaciones Electrónicas y Postales (ARCEP por sus siglas en francés) ha pedido a la Fiscalía de París que investigue al servicio de comunicaciones por Internet Skype por un posible incumplimiento de la legislación al no inscribirse como operador de comunicaciones electrónicas en el país, según informó el organismo en un comunicado.
La ARCEP señala que la sociedad Skype Communications, cuya sede social está en Luxemburgo, propone a los internautas franceses servicios que permiten realizar llamadas telefónicas, desde o hacia de un terminal conectado a Internet, como un ordenador o un 'smartphone', utilizando el software proporcionado por otra sociedad del grupo, Skype Software.

"Aunque todos los servicios prestados por la sociedad Skype no son servicios de comunicaciones electrónicos, ese no es el caso del servicio que permite a los internautas situados en Francia llamar, desde un ordenador o un smartphone, a números fijos o móviles, situados en Francia o en otras partes del mundo. En la práctica, este servicio supone prestar un servicio de telefonía al público", afirma.
En este sentido, recuerda que el ejercicio de una actividad de operador de comunicaciones electrónicas no requiere autorización administrativa en Francia, pero sí una declaración previa, según recoge el artículo 33.1 de la legislación postal y de comunicaciones electrónicas. Así, advierte de que el incumplimiento de esta obligación constituye una "infracción penal".

Asimismo, subraya que ejercer una actividad de operador de comunicaciones electrónicas implica igualmente el respeto de ciertas obligaciones, entre las que figuran especialmente el establecimiento de llamadas de urgencia y la puesta en marcha de medidas necesarias para la realización de interceptaciones por orden judicial.

En consecuencia, la ARCEP informa de que ha pedido en repetidas ocasiones a la sociedad Skype que se inscriba como un operador de comunicaciones electrónicas, algo que la compañía no ha hecho hasta ahora.

"Para asegurar el cumplimiento de estas disposiciones esenciales del derecho a las comunicaciones electrónicas en Francia, el presidente de ARCEP acaba de informa al Fiscal de París de estos hechos, que son susceptibles de recibir una calificación penal", explica

Fuente: Expansion

No hay comentarios:

Publicar un comentario