sábado, 16 de marzo de 2013

El Gobierno de Canarias devuelve los avales a las TV locales

El Gobierno de Canarias está procediendo a devolver los avales depositados por los aspirantes que, en su día, optaron a la concesión de estaciones de TDT, concurso que fue anulado en parte por el TSJC y el Tribunal Supremo. La devolución se produce al haber cambiado la consideración del espacio que se reparte de concesión a licencia. Y las licencias no necesitan aval.

La reclamación, que tuvo éxito, fue realizada, según nuestras informaciones por representantes del Canal 8, propiedad de Juan Luis Lorenzo, gracias a la cual se ha variado el sentido de las adjudicaciones, informan fuentes no oficiales a eldiariodetenerife.com.
Esta devolución significa un soplo de aire fresco para las paupérrimas economías de los canales de televisión locales, que liberarán sus responsabilidades con los bancos en cuanto reciban estos avales, cuya estimación total no conocemos. Algunos de estos canales ni siquiera emiten ya, aunque las garantías aportadas seguían sin ser devueltas.

Tanto el Tribunal Superior de Justicia de Canarias como el Supremo estimaron que el concurso había que retrotraerlo al momento de las valoraciones de los aspirantes y baremar a éstos otra vez. El Gobierno cree que en dos meses se procederá a adjudicar de nuevo las estaciones de TDT, a través de licencias. Los que resulten “agraciados” –previsiblemente los mismos que en el concurso anterior— no necesitarán, como decimos, aportar avales.

Está más complicado el asunto de las emisoras de radio, muy pocas –o ninguna— de las cuales van a ponerse en marcha. Ha sido creado ya el anunciado servicio de inspección para vigilar que se cumplan las bases del concurso, pero no tenemos noticia de que ninguna de las empresas que resultaron favorecidas con emisoras haya abierto alguna de ellas. Y menos con los complicados y carísimos criterios establecidos en el concurso, que ha sido recurrido ante los tribunales por los que no resultaron “agraciados” por la pintoresca comisión de evaluación que valoró las concesiones.

No ha tenido demasiada suerte el Gobierno de Canarias con la ordenación del espacio radioeléctrico y de televisión digital terrestre. Concursos chapuceros, normas enrevesadas y casi imposibles de ser cumplidas e irregularidades denunciadas ante los tribunales de justicia y denuncias admitidas por éstos. Un batiburrillo del que va a ser muy difícil salir.

Fuente: El Diario de Tenerife

No hay comentarios:

Publicar un comentario