martes, 18 de febrero de 2014

La Ley General de Telecomunicaciones vuelve al Senado


El Congreso de los Diputados ha aprobado el pasado jueves, 13 de febrero, el Proyecto de Ley General de Telecomunicaciones con el que se quiere facilitar el despliegue de redes de nueva generación, con los votos favorables de PP, PSOE y CiU. El texto, que ha sido aprobado en la Comisión de Industria por el procedimiento de competencia legislativa plena con 37 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones, pasará directamente al Senado, donde tendrá que volver a ser votada antes de su entrada en vigor.

El PSOE ha decidido apoyar la ley después de que se hayan incorporado al proyecto 60 de sus enmiendas, dentro de las 53 transacciones pactadas, que introducen "cambios sustanciales" en la ley, ha señalado el diputado Félix Lavilla. Entre ellas hay medidas para avanzar en la universalización del servicios, cambios para mejorar los derechos de los consumidores y clientes de las compañías (por ejemplo para evitar el denominado spam telefónico), mejoras en la concesión de licencias y para dar estabilidad jurídica a la inversión en redes.

CiU ha apoyado el texto, a pesar de que en un principio se oponía, debido a que ha sido "mejorada" en la dirección que perseguían, ya que da "mayor seguridad jurídica y estabilidad" a un sector y a unas infraestructuras "determinantes en términos de progreso económico y social", ha señalado su portavoz, Inmaculada Riera. El diputado ha apuntado que sus enmiendas estaban dirigidas a conseguir "la cohesión social y territorial", la "colaboración" entre las Administraciones Públicas, la defensa competencial, acercarse a lo establecido en el marco europeo e implicar más a las administraciones territoriales.

El diputado del Grupo Popular Javier Puente ha afirmado que la ley, en cuya elaboración han intervenido "todos los entes implicados en el sector", es necesaria en un país en el que la tecnología "forma parte de nuestras vidas" y se demanda un acceso rápido a internet para aumentar la productividad, y ha destacado que avanza en la unidad de mercado. Tras los acuerdos realizados con el resto de grupos parlamentarios, el portavoz del PP ha señalado que se han producido mejoras respecto a tres puntos: la brecha digital y la universalización de la banda ancha, el despliegue de las redes de telecomunicaciones y los derechos de los usuarios.

El PNV, ha decidido abstenerse al considera que colisiona contra la actividad de la radiodifusión en el País Vasco, según ha señalado la diputada Isabel Sánchez. El portavoz de la Izquierda Plural, que ha votado en contra, Chesús Yuste, ha afirmado que no le "duelen prendas" en reconocer que el ponente del Grupo Popular ha realizado "un esfuerzo" en aras de alcanzar acuerdos para ampliar la base parlamentaria de la ley. No obstante, ha criticado cuestiones como las medidas para instalar antenas, aspecto que consideran una "barbaridad" ya que supone "la expropiación forzosa de tejados y azoteas en favor de operadores que quieran instalar antenas". En su opinión la futura ley prioriza los intereses de las grandes corporaciones por encima de la ciudadanía.

UPyD ha votado en contra al considerar que la nueva ley "protege" el modelo de negocio de los operadores existentes y no elimina barreras, lo que demuestra que está "más preocupada" por proteger los derechos de las empresas que los de los consumidores, en un sector "donde los abusos son normales", ha detallado el diputado Carlos Gorriarán.

No hay comentarios :

Publicar un comentario