miércoles, 4 de febrero de 2015

Nuevas licencias de TDT: ¿Cerco a las televisiones extranjeras?

Con el huracán del 2014 que ha barrido el sistema de licencias de TDT, un nuevo episodio se inicia en 2015: la posible entrada de nuevas empresas españolas y extranjeras en el sector televisivo.

Tras la aprobación del nuevo Plan Técnico Nacional de la TDT, se hizo público que en los próximos meses saldrán a concurso cinco nuevas licencias de comunicación audiovisual televisiva de ámbito nacional. Rápidamente, desde varias compañías desconectadas de las empresas que gestionan las actuales cadenas anunciaban su interés por participar en el nuevo proceso de adjudicación que estaría preparando el Ministerio de Industria. Desde varias publicaciones en internet se cita a Disney, Discovery, Viacom (Paramount Pictures). Al Jazeera, y el Real Madrid como interesados en acceder a las licencias de TDT.

Normativa que han de cumplir las empresas extrajeras
Según la configuración actual de la Ley General de Comunicación Audiovisual, para ser titular de una licencia de TDT por extranjeros, será necesario cumplir los siguientes requisitos:

1.- Tener establecido su domicilio social en un estado miembro del Espacio Económico Europeo (EEE[1]) o en cualquier Estado que, de acuerdo con su normativa interna, reconozca este derecho a las empresas españolas.
2.- La empresa debe tener un representante domiciliado en España a efectos de notificaciones.
3.- La participación en su capital social de personas físicas o empresas de países extranjeros -que no sean miembros del EEE - deberá cumplir el principio de reciprocidad.
4.- Además, la participación individual de una persona física o empresa extranjera no podrá superar el 25% del capital social. Asimismo, el total de las participaciones en una misma empresa de diversas personas o empresas extrajeras deberá ser inferior al 50% del capital social.

Por otro lado, jamás podrán tener licencias de TDT las empresas extranjeras que, habiendo prestado servicios televisivos en otro Estado miembro del EEE,   hayan visto prohibidas sus actividades durante los 2 últimos años por atentar contra los principios del Convenio Europeo de Derechos Humanos o lo dispuesto en materia de protección de menores en la normativa europea y española.
Hasta aquí las barreras más importantes a las que se enfrentan las cadenas mediáticas extrajeras.

Dificultar la participación extrajera Vs reforzar los medios españoles
Según apuntan diversas fuentes el Gobierno podría estar preparando una reforma normativa para tratar de dificultar a las compañías extrajeras incómodas el acceso a las licencias de la TDT.

¿Cuáles son las posibles medidas a adoptar?
En primer lugar exigir en las bases de la futura convocatoria la experiencia previa en la prestación de servicios audiovisuales televisivos en España. Esto es, atribuir a la experiencia televisiva un número de puntos tan relevante que a la hora de valorar los proyectos las empresas extrajeras o de nueva creación –sean españolas o extrajeras- se vea desplazadas por las ya implantadas.
No obstante, valorar la experiencia previa como criterio para la adjudicación podría plantear problemas de encaje legal. Un Tribunal podría entender que un pliego así estaría infringiendo el principio de igualdad y de libre concurrencia, dado que las compañías sin experiencia estarían en inferioridad de condiciones respecto a las que sí tienen. Además, la jurisprudencia es clara al rechazar las bases que establezcan este agravio comparativo.
A pesar de ello, tenemos bastantes precedentes es España de bases de concursos públicos de licencias audiovisuales (Murcia, Galicia y Aragón) que han establecido la experiencia previa como criterio de valoración de las ofertas televisivas y radiofónicas a presentar.

En segundo lugar, facilitar a las empresas ya existentes y que explotan las señales televisivas el acceso a las nuevas licencias, mediante trámites sencillos distintos al concurso público. Esto es, adjudicar ciertos canales  a las entidades ya establecidas sin la necesidad de pasar por concurso público. Esta alternativa no parece posible puesto que ello ha sido la causa de la anulación de nueve canales de TDT (3 de Atresmedia, 2 de Mediaset, 2 de Veo TV y 2 de Net TV).

Para desarrollar estas medidas, sería necesaria la modificación de la Ley General de Comunicación Audiovisual, algo que el Gobierno podría realizar mediante la promulgación de un Decreto-Ley.
El debate que en la actualidad se abre es el siguiente: ¿estamos ante unas medidas para hacer imposible la apertura del mercado audiovisual a nuevos actores extranjeros? O bien ¿nos encontramos ante nuevas pautas para proteger nuestro mercado frente a iniciativas televisivas de escaso bagaje en España?
[1] Los 28 países integrantes de la UE y los miembros de la AELC siguientes: Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Por Jaime Rodríguez Díez, Letrado de Diez & Romeo Abogados
Publicado en Cineytele

No hay comentarios :

Publicar un comentario