martes, 9 de mayo de 2017

El Segundo Dividendo Digital: La nueva sintonización de la TDT para el 2020

La nueva reordenación de la Televisión Digital Terrestre (TDT), como consecuencia del conocido como 'Segundo Dividendo Digital', conllevará también una nueva sintonización y adaptación de las instalaciones de recepción de los hogares, como ya sucedió con la liberación del Dividendo Digital, el proceso de reordenación de frecuencias necesario para que la banda 800 megahercios (MHz) quedara disponible en toda Europa.
Tras la liberación, que concluyó en España el 31 de marzo del año 2015, la banda de 800 MHz dejó de utilizarse para la transmisión de la TDT, asignándose a los operadores de telefonía móvil para prestar nuevos servicios de banda ancha de cuarta generación (4G).
Sin embargo, una vez más, las televisiones deberán mudar de frecuencia y ceder su espacio para impulsar el desarrollo del 5G y mejorar la conectividad móvil. Y es que el pasado 15 de marzo, el Pleno del Parlamento Europeo dio su visto bueno al acuerdo provisional alcanzado en diciembre 2016 por las instituciones de la Unión Europea (Parlamento Europeo, de la Comisión Europea y del Consejo Europeo) para reasignar la banda de frecuencia de los 700 MHz --ocupada actualmente en gran medida por la televisión digital--, a servicios de banda ancha inalámbrica antes del 30 de junio de 2020.
De esta forma, el nuevo objetivo da dos años más de plazo a aquellos que justifiquen debidamente que no pueden liberar la banda de 700 MHz (694-790 MHz) en la fecha fijada. Las razones que podrán alegar incluyen problemas de coordinación transfronteriza no resueltos, el cambio técnico de un gran número de población, que los costes de la transición sobrepasen en exceso los beneficios y causas de fuerza mayor.
En cualquier caso, los Estados miembros tendrán que hacer público antes del 30 de junio de 2018 sus planes nacionales y calendario, con los pasos detallados que deberán dar antes de que se cumpla el plazo de 2020 y con la participación de "todos los actores relevantes".

La postura del sector

Ante este nuevo contexto, en noviembre de 2016 nacía en España el grupo Televisión Abierta, formado por diferentes organizaciones con el objetivo de ofrecer una perspectiva diferencial al proceso del Segundo Dividendo Digital y asegurar que la nueva reasignación se lleve a cabo con respeto al interés general y con garantías para los ciudadanos y los agentes afectados.
Entre los integrantes de esta alianza se hallan importantes actores del sector audiovisual español entre los que destacan operadores de televisión privada de cobertura estatal a través de UTECA, las televisiones públicas autonómicas FORTA, usuarios del servicio de televisión (AUC e ICmedia), operadores de red (Cellnex y empresas agrupadas en UNIRED), productores audiovisuales (FAPAE Y PATE), la Academia de Televisión, Sindicatos (CCOO y FeSP) la industria de electrónica asociada a la televisión (Televés, TRYO y ALCAD) y la Federación Nacional de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones (FENITEL).
Así, tras darse a conocer el acuerdo del Pleno del Parlamento Europeo el pasado mes de marzo, Televisión Abierta valoró "muy positivamente" la resolución porque "dota de seguridad jurídica a largo plazo a la industria televisiva, lo que le permitirá acometer la inversiones requeridas por el 'Segundo Dividendo Digital' y el cumplimiento de los objetivos nacionales y europeos de política audiovisual, tales como la cohesión social, el pluralismo de medios y la diversidad cultural".
Para Televisión Abierta, la citada resolución legislativa, previo a la aprobación definitiva por el Consejo Europeo, "es un paso más de las instituciones comunitarias en favor de una solución equilibrada que permite a la industria móvil disponer de la banda 700 MHz en un horizonte temporal razonable, a la vez que dota de seguridad jurídica a largo plazo en el acceso a la banda sub 700 MHz a la industria de la televisión".
La resolución aprobada este 15 de marzo garantiza que la banda sub 700 MHz permanezca asignada prioritariamente a los servicios audiovisuales hasta, al menos, 2030; que los Estados miembro deberán adoptar y hacer públicas sus Hojas de Ruta nacionales que piloten el proceso de transición antes del 30 de junio de 2018; y que la Banda 700 MHz se encuentre disponible para los servicios móviles en todos los Estados miembro como muy tarde el 30 de junio de 2020. En todo caso, los Estados miembros pueden retrasar esta asignación por causas justificadas hasta el 30 de junio de 2022.
La ratificación de la decisión por parte del Consejo Europeo se produjo este 25 de abril, tras la cual se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea el próximo 30 de mayo y entrará en vigor 20 días después, a partir de lo cual cada uno de los Estados miembro, entre ellos España, deberán definir sus Hojas de Ruta.

"Menor impacto y coste económico"

En este sentido, la Televisión Abierta considera "imprescindible que el proceso de migración, que exigirá una nueva reubicación de emisiones y la sintonización y adaptación de las instalaciones de recepción de los hogares, sea no disruptivo y tenga el menor impacto y coste económico tanto para los ciudadanos como para los distintos agentes afectados".
Además, apuesta por que se establezcan "los mecanismos legales adecuados para que parte de los fondos obtenidos por la adjudicación a los operadores de servicios de telefonía móvil del espectro de la banda 700 MHz que ahora ocupa la TDT sean consignados para compensar los costes de los ciudadanos y agentes afectados por la migración forzada de los servicios TDT de la banda 700 MHz".
Los grandes grupos de comunicación que operan en España también se muestran vigilantes ante la nueva reordenación de la TDT. El presidente de Mediaset España, Alejandro Echevarría, ponía de manifiesto en la última Junta General de Accionistas la "especial importancia" que tiene para Mediaset el 'Segundo Dividendo Digital'.
Así, explicaba que aunque la migración se ha previsto para 2020, es posible que la UE de una prórroga de dos años más "en atención a circunstancias especiales", algo que, a su juicio, ocurriría en el caso de España "donde el principal medio de difusión televisiva es la TDT" y teniendo en cuenta que la última migración "tuvo lugar hace apenas dos años".
En consejero delegado de Atresmedia, Silvio González, hacía lo propio una semana antes, también ante los accionistas. Recordaba que, tras el concurso de seis nuevos canales en 2015 en el que Atresmedia fue adjudicataria de uno, el espectro radioeléctrico disponible para la emisión de TDT ha quedado "totalmente ocupado". En consecuencia, según indicó, la oferta de canales de TDT "deberá permanecer estable" en los próximos años, frente al "accidentado" período de transición desde que se decidió lanzar la TDT en España.
"De acuerdo con el calendario de la Unión Europea, en 2020 las señales de TDT deberán haber abandonado el espectro por encima de los 700 MHz, que será utilizado para servicios de telecomunicaciones. Este cambio no debe afectar a la actual oferta de televisión terrestre, pero sí debemos estar atentos para que la transición no tenga ningún efecto negativo sobre nuestros espectadores y sobre nuestro propio negocio", añadió.

No hay comentarios :

Publicar un comentario