lunes, 8 de octubre de 2012

Pugna judicial entre EMI y la web ReDigi por la reventa de música digital

EMI y la web de reventa de música digital ReDigi comienzan su batalla legal en EEUU esta semana por la reventa de la segunda de contenidos digitales a través de Internet. La discográfica alega que la música no puede acogerse a la denominada "doctrina de primera venta" de la ley de copyright estadounidense, que permite la venta de segunda mano de productos culturales.

Los litigios por derechos de autor y copias en Internet vuelve a estar en primera línea de la mano de una de las mayores discográficas del mundo, EMI, y una plataforma de Internet que se dedica a "revender" contenidos digitales en la Red. Este juicio, que comienza este viernes en Manhattan (Nueva York, EEUU) podría sentar un precedente en cuanto a la reventa de este tipo de contenido, que de momento no está permitida.

En 2011, comenzó la disputa entre estas dos compañías por este tema. ReDigi afirma que su software está diseñado para cumplir con las actuales leyes de copyright de Estados Unidos. Sin embargo, EMI sostiene que el principio legal que permite a los consumidores comprar y después revender bienes materiales, denominado en inglés First Sale doctrine, no se aplica en los contenidos digitales, en este caso la música.

EMI afirma que "la música digital no es lo mismo que los CD o los libros", lo que significa que la First Sale doctrine no se aplica. "La única manera de moverse alrededor de la música consiste en hacer duplicados, y así no hay manera de garantizar que todas las copias del propietario original de los archivos hayan sido borradas", afirma la discográfica.

Lanzado en octubre de 2011, ReDigi se define a sí mismo como el primer mercado legal online de segunda mano de contenido digital. La compañía afirma que miles de personas han descargado su software semanas después del lanzamiento pero asegura que el crecimiento se desaceleró después de que Capitol Records, subsidiaria de EMI, les demandó en enero de 2012.

El director ejecutivo de ReDigi, John Ossenmacher, asegura estar sorprendido por la demanda y afirma que "la mayoría de usuarios legítimos de la música y los libros tienen cientos de dólares en material legal en sus equipos y en este momento su valor es de cero dólares". "ReDigi, con cero dólares, crea miles de millones de dólares en riqueza en una única noche", concluye.

ReDigi pide a los usuarios que se descarguen su software, que verifica si un archivo ha sido comprado legalmente. Si la canción es verificada, entonces se borra del disco duro del vendedor y es subido a los servidores de ReDigi. Este software está diseñado para evitar que los vendedores vuelvan a subir una canción vendida en su ordenador, y ofrece a los usuarios la oportunidad de comprobar sus bibliotecas de música ilegal.

CASO SIMILAR EN EUROPA

Un caso similar al que comienza esta semana en Nueva York ocurría en Europa el pasado mes de julio. Un tribunal de la Unión Europea falló a favor de UsedSoft, una empresa alemana que revende software de la compañía Oracle. El tribunal sentenció que "un autor de un software no puede oponerse a la reventa de sus licencias "usadas".

Además, sin importar lo que finalmente decida el juez, Ossenmacher insiste en que ReDigi seguirá existiendo, con o sin el permiso de los sellos discográficos, incluso ya ha anunciado planes para expandirse hacia el mercado de los libros electrónicos.

Enlaces relacionados:

- BBC (http://www.bbc.co.uk/news/technology-19842851).

No hay comentarios:

Publicar un comentario