miércoles, 10 de octubre de 2012

Los broadcasters abrazan la TV híbrida como una oportunidad

El nuevo modelo de televisión híbrida, la que combina los actuales servicios de los radiodifusores con los de banda ancha, no parece inquietar a los operadores, aunque de momento parecen claras las diferencias entre los españoles y los de fuera de nuestras fronteras. Mientras los primeros siguen buscando las fórmulas para convertir esta nueva tecnología en rentable, los de segundos ya invierten para lograrlo.

Así quedó claro en la mesa redonda "Los radiodifusores ante el reto de la nueva comunicación" en el marco de las III Jornadas Aedeti. Carles Manteca, jefe de Programación y Servicios Técnicos de la TVC, indicó al respecto que "la televisión híbrida es simplemente una oportunidad, porque amplía el espectro de emociones, como podrían llamarse las facilidades de uso, y el consumo". Para él, si aumenta éste "habrá más negocio y mayores capacidades de crecer".

En la misma línea, José María Casado, director técnico de Antena 3, resaltó que "si llegara el caso de que fuera una amenaza lo que habría que hacer es convertirla en oportunidad". El directivo de la cadena privada recordó que ya con anterioridad "la TDT fragmentó el mercado y en ese momento invertimos en los nuevos canales, con proyectos innovadores como la pauta única", por lo que afirmó que "ya estamos acostumbrados a los cambios tecnológicos y ahora simplemente tenemos que aprender a conectar con nuestros nuevos televidentes".

Menos optimista fue Frederic Tapissier, Innovation and CE parntnerships Manager de la TF1 francesa, para el que "la amenaza está ahí", aunque subrayó que "la respuesta de los radiodifusores debe ser convertirla en una oportunidad, siendo capaces de gestionar los flujos de trabajo de manera adecuada, invirtiendo en HbbTV". En este sentido, Peter Mac Avock, de la European Broadcasting Union, puntualizó que "la simplicidad de nuestra oferta es la que la hace popular y por ello no hay que alienar a los jóvenes porque a éstos les gusta la simplicidad".

En lo que no coincidieron unos y otros fue en el orden de prioridades de las cadenas. Para las españolas lo primordial sigue siendo su programación lineal, porque, como dijo José María Casado, "la medición de audiencia es lo que nos da de comer", por mucho que como confesara "también hay mucha gente dentro de nuestro grupo destinada a crear contenidos de otro tipo". Fuera de nuestras fronteras, en lugares como Francia, donde ya se han vendido un millón de televisiones compatibles con HbbTV, la TF1, como reconoce Frederic Tapissier, "ya ha llegado a un acuerdo con una productora norteamericana para poder vender sus series una vez que han sido emitidas en Estados Unidos". Según él, "el mercado está dispuesto a pagar por los servicios que se ofertan".

No hay comentarios :

Publicar un comentario