lunes, 9 de marzo de 2015

Se suspende la adjudicación para gestionar 7RM por posibles irregularidades en la valoracion

La Comunidad Autónoma de la Region de Murcia no podrá decidir qué empresa se lleva el contrato de la televisión autonómica. La decisión del departamento del anterior consejero de Hacienda, Francisco Martínez Asensio, de adjudicar a Secuoya el canal autonómico ha quedado suspendida por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, un órgano dependiente del ministerio de Hacienda que es el encargado de dirimir las reclamaciones que presentan los licitadores en los recursos públicos.

Este tribunal ha admitido la petición de la empresa Mediapro Audiovisual, que solicitó la suspensión cautelar del proceso de adjudicación, tal y como informó La Opinión, al considerar que su puntuación no se corresponde con su oferta económica, que era la más baja de todas.

Cuatro de los cinco grupos que participaron en el concurso han presentado recursos contra la adjudicación provisional del contrato de 7RM a Secuoya, que serán resueltos en Madrid por el Tribunal dependiente del Departamento de Montoro. Todos ellos han denunciando irregularidades.

De acuerdo con las condicones recogidas en la oferta presentada por Secuoya –la empresa que estuvo vinculada al director de Comunicación de José María Aznar, Miguel Ángel Rodríguez–, las emisiones de 7RM tendría que haber empezado a principios de marzo, pero los recursos de los demás aspirantes han obligado a suspender el proceso de adjudicación, que ahora será resuelto en Madrid.

En este momento resulta difícil saber cuando se conocerá la decisión definitiva del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales, que previsiblemente llevará meses. La resolución de este órgano dependiente de Hadienda, que lleva fecha del lunes, establece que «el análisis de los motivos que fundamentan la interposición del citado recurso pone de manifiesto que los perjuicios que podrían derivarse para el recurrente por el levantamiento de la suspensión son de difícil reparación, por lo que procede acordar el mantenimiento». Por este motivo, ha resuelto mantener suspendida la adjudicación del concurso.

Cuatro de los cinco grupos empresariales que se presentaron al concurso convocado por la Comunidad para adjudicar la explotación de 7RM han recurrido la decisión de la mesa de contratación que atribuyó a Secuoya la mayor puntuación del concurso, a pesar de carecer de instalaciones propias en Murcia para garantizar sus emisiones.

La Consejería ha remitido al Tribunal de Recursos Contractuales las impugnaciones de la sociedad murciana GTM, que obtuvo una puntuación inferior a la de Secuoya en el apartado técnico, a pesar de disponer del centro de producción que estrenó la televisión autonómica y fue utilizado hasta el cierre de 7RM en agosto de 2012; el de Tres 60, que ha obtenido un cero en viabilidad económica, aunque esta empresa ha ganado el concurso convocado por Renfe y Adif para gestionar la publicidad exterior de ambas compañías durante los próximos diez años, hasta 25; y de Mediapro Audiovisual, que presentó la oferta económica más baja. El recurso de Canal 8 ha sido el último en llegar. Esta empresa pidió a la mesa de contratación que identificara a los asesores de la mesa de contratacion.

A partir de ahora, la consejería queda al margen de la adjudicación a 7RM, que debe ser resuelta en Madrid por tribunal dependiente del ministerio de Hacienda. Este órgano será el encargado de resolver los recursos y decidir si da por buenas las puntuaciones de la mesa de contratación o atendie la reclamaciones de los licitadores disconformes. Tampoco sería descartable que el Tribunal de Recursos Contractuales optara por anular el concurso, dado que algunos de las condiciones estipuladas han quedado desfasadas, como ocurre con las ofertas económicas, que se estipularon para un periodo de tres años, hasta el 30 de abril de 2017, pero parte del plazo ya se ha consumido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario