miércoles, 30 de julio de 2014

UTECA responde al Ministerio sobre el nuevo Plan Tecnico de TDT


En respuesta al proyecto de Real Decreto presentado recientemente por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo al CATSI, UTECA ha hecho llegar un comunicado a los medios en el que quiere manifestar lo siguiente:

El proyecto de Real Decreto se limita a establecer instrumentos de actuaciones, sin que previamente exista un marco legal estable sobre el que llevarlas a cabo, ya que no está aclarada de forma definitiva la situación de los actuales 15 canales nacionales de TDT. El proyecto parece intentar consolidar lo que consideramos un error mayúsculo de la reciente pérdida de canales, anticipando nuevas adjudicaciones injustificadas sin precisar sus condiciones. Recordemos que existen varios recursos ante el Tribunal Supremo que cuestionan la existencia de 8 canales privados de TDT, adicionales a los 9 cerrados en mayo de 2014.

El borrador propuesto se ha realizado de manera unilateral por la SETSI sin ninguna previa consulta o participación de UTECA o sus asociados, principales afectados por el proceso de liberación del dividendo digital, y asignando múltiples concretos sin conocerse el racional subyacente y sin haberse posibilitado que las televisiones hicieran una propuesta de consenso entre ellas a la búsqueda de reducir molestias a los ciudadanos en las labores de resintonización.

La asignación de capacidad de emisión propuesta en el borrador continua, una vez más, tratando de forma discriminatoria a las televisiones privadas frente a TVE, a la que destina un ancho de banda mucho mayor que a las privadas, cuando estas operan un número igual o superior de canales que, además, son las televisiones de referencia del público español desde hace años.

Es una paradoja que, pese a que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo manifiesta su compromiso con la alta definición, escatime la asignación de espectro a las televisiones privadas, condicionando la apuesta de estas por la alta definición al dejar limitado el número de los canales en alta definición que ya se pueden ofrecer. Todo ello mientras deja tanto espectro sin asignar.

En este sentido, el proyecto de Real Decreto presentado es inusitadamente oscuro respecto a las potenciales nuevas adjudicaciones del espectro no asignado, al señalar que se otorgarán mediante concursos, pero sin ofrecer ningún dato sobre los términos y condiciones de dichos concursos ni calendarios ni plazos de las licitaciones.

La propuesta del Plan Técnico tampoco incluye ninguna mención expresa sobre el tema capital de la financiación de los costes de reubicación de los canales y, en definitiva, la reordenación del espectro digital, a pesar de que este aspecto está regulado en el vigente artículo 51, párrafo segundo, de la Ley de Economía Sostenible, que prescribe que: “Los costes derivados de la reorganización del espectro radioeléctrico que es necesario realizar para liberar la banda de frecuencias 790 a 862Mhz., serán sufragados por la Administración con los ingresos obtenidos en las licitaciones públicas que se convoquen para asignar espectro radioeléctrico”, lo que implica que, legalmente, el coste de esta transición no puede recaer ni en los operadores ni en los ciudadanos

 

sábado, 26 de julio de 2014

Diez y Romeo netraliza sanciones audiovisuales en Canarias

Los servicios jurídicos de www.diezromeo.com (Diez & Romeo Abogados), en representación de una televisión en Canarias, han conseguido anular en su totalidad una sanción de 500.000 € impuesta por el Gobierno de Canarias por realizar emisiones de TDT sin licencia desde unas instalaciones de telecomunicaciones ubicadas en Tenerife.

Diez y Romeo anula sanciones Canarias
El expediente se inició en el 2013 tras una personación de los inspectores en una zona cercana al centro emisor desde donde se difundías las emisiones televisivas. La detección de la programación televisiva motivo la apertura de un expediente sancionador que podría haber terminado con el fin de la emisora. Tras acudir a Diez y Romeo se preparó la estrategia para formalizar la defensa. Las alegaciones fueron presentadas por la televisión ante la Viceconsejería de Comunicación del Gobierno de Canarias. Muchas eran las irregularidades detectadas, aunque la propia administración tuvo que archivar el expediente en la vía administrativa por defectos en el equipamiento técnico utilizado para sancionar.

En concreto el Fundamento Jurídico 4º de la resolución establecía:
“En lo relativo a la calibración en lo que esta Viceconsejería, como así se señala en la propuesta del instructor, estima la alegación presentada por la entidad, por cuanto, como ya se ha señalado, el certificado de fecha 18 de abril de 2013 es posterior al acta de inspección y medición efectuadas”
Con esta nueva decisión, el logro obtenido para el cliente de DIEZ Y ROMEO ha sido insuperable y corrobora la necesidad de contar con una defensa legal especializada en Derecho Audiovisual y de las Telecomunicaciones.

También te puede interesar  Una Sentencia anula una sanción de telecomunicaciones de 120.000 €

viernes, 25 de julio de 2014

Cambios en la TDT

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, que ordenó el cierre de nueve canales el pasado mayo, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ha presentado al consejo asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, el nuevo plan para la reordenación de la televisión digital terrestre, el cual prevé que un 30% de la capacidad que se reserve para televisión privada salga a concurso para aumentar la oferta de canales y fomentar la alta definición.
Este plan entra dentro del plan técnico de Dividendo Digital que prepara el Gobierno y que pretende liberar la banda de los 800 megahercios, ocupados actualmente por los canales de TDT, con el fin de disponer de ella para el 4G.
 
El ministro ya declaró que pronto presentaría el plan técnico que permitirá la liberación definitiva de esta parte del espectro radioeléctrico, gracias al cual se llevará el 4G a pequeñas poblaciones y se dará mejor calidad y mayor cobertura geográfica.
 
El nuevo plan está diseñado para mantener la oferta de televisión local y autonómica y su evolución tecnológica hacia la alta definición, todo ello en las mismas condiciones que en el caso de los canales nacionales. En el ámbito de cobertura nacional, se reservará la capacidad de 5,4 múltiples digitales para las emisiones de RTVE y de las actuales televisiones privadas.
Asimismo, el objetivo principal será el de evitar molestias a los ciudadanos, facilitar la adaptación de las instalaciones y garantizar en todo momento la posibilidad de seguir recibiendo toda la oferta de canales.
 
De este modo, desde el Ministerio se ha recordado que se mantendrá la oferta básica de los principales canales de televisión dentro de los múltiples digitales ya antenizados, de modo que los cambios de frecuencia afectan a algunos canales en determinadas zonas geográficas y solo a las instalaciones de los edificios de mayor tamaño.
 
Según Industria, se habilitarán emisiones simultáneas para que el ciudadano no deje de ver la oferta completa en ningún momento. Las televisiones emitirán por el canal antiguo y por el nuevo durante todo el proceso de adaptación de las instalaciones de recepción de televisión.
 
Campaña informativa
En cualquier caso, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo ya ha anunciado que en septiembre se pondrá en marcha un campaña informativa sobre esta reordenación del TDT y la liberación del dividendo digital. La campaña durará hasta diciembre y se complementará con la que lleven a cabo los canales de televisión para que con las administraciones locales y regionales, los instaladores y los presidentes de comunidades adapten las instalaciones al nuevo modelo, antes del 1 de enero de 2015.
La campaña se centrará en informar a los ciudadanos de los cambios que afectan a su zona geográfica así como a las actuaciones necesarias para adaptar sus sistemas de antena colectiva

jueves, 24 de julio de 2014

El nuevo mapa de canales de la TDT

El Ministerio de Industria ha remitido este lunes al consejo asesor del Sector de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI) el esperado nuevo plan para la reordenación de la TDT.
Este prevé que un 30% de la capacidad que se reserve para televisión privada nacional salga a concurso para incrementar la oferta de canales fomentando la Alta Definición.
Se trata del borrador de normativa por el que libera el dividendo digital, lo que permitirá poner en marcha la telefonía de cuarta generación (4G) al conceder a las operadoras determinadas frecuencias del espectro radioeléctrico ahora usadas por la televisión.
¿Pero cuantos canales representarían este 30% de espectro que saldrá a concurso? ¿En qué se traduce para el espectador? ¿Se recuperará alguno de los nueve canales cerrados?

Vertele  ha hablado con distintas fuentes del sector para tratar de responder a estas cuestiones y tratar de descifrar el futuro mapa de la TDT.

Tras el cierre de 9 canales ejecutado en mayo, el nuevo plan de la TDT, que debe completarse antes del 1 de enero, recoge una explotación de la televisión digital terrestre mediante ocho canales múltiples digitales de cobertura nacional y autonómica. En el ámbito de cobertura nacional, se reservará la capacidad de 5,4 múltiples digitales para las emisiones de RTVE y de las actuales televisiones privadas.

De estos 5,4 multiplex, solo tres tienen una cobertura al 100%, que son los que alojan los canales tradicionales otorgados con anterioridad, y que ahora los operadores habrían de reubicar.
Este sería un hipotético reparto, según el plan presentado hoy:

-  En uno de los multiplex tendrían cabida 4 canales de Mediaset, que por lógica serían los de mayor audiencia: Telecinco, Cuatro, FDF y Divinity.
-  En otro multiplex similar se alojarían otros 4 canales del grupo privado rival, Atresmedia, que serían Antena 3, laSexta, Neox y Nova.
-  Un tercer multiplex con cobertura total es el que alojaría las dos licencias de Veo TV (Discovery y 13TV) y las otras dos de Net TV (Paramount Channel y Disney), las cuatro alquiladas actualmente.
Además de estos canales SD (definición estándar), Industria contempla la emisión de dos canales simulcast de HD por grupo. Es decir, que no se perderían las actuales emisiones de Telecinco, Cuatro, Antena 3 y laSexta en simulcast de alta definición, llamadas “espejo”, por replicar la programación de estos canales, pero con mejor calidad.
-  El “problema” llegaría con los otros dos multiplex a repartir, puesto que permiten una cobertura de emisión menor de los tres anteriores, de manera que los canales allí alojados finalmente partirían con desventaja frente al resto, ya que sus operadores tendrían que abordar un fuerte plan de comunicación y antenización similar al de los inicios de laSexta.

En este cuarto multiplex podrían alojarse los otros dos canales existentes de Mediaset (Energy y Boing) y el que resta de Atresmedia (ahroa alquilado a Gol T).

Dentro de este multiplex hay sitio para otra licencia de canal SD, que es la que el Gobierno sacará a concurso. A la obtención de esta licencia, la más codiciada por competir en igualdad de condiciones con el resto, optarían los dos grandes grupos privados. Por un lado Medisaset, y por otro Atresmedia, que podría tratar de recuperar Xplora o laSexta3 para equipararse de nuevo a su competidor, ya que en la actualidad cuenta con desventaja (dos canales menos). También optarían a concurso otros de los canales que están alquilados, como 13 TV, del que hace tiempo que viene rumoreándose que tendría grandes probabilidades. Sin olvidarnos de otros candidatos como Al Jazeera, canales de Teletienda, el Real Madrid y quizás Telefónica.

-  El quinto multiplex disponible para las privadas tiene el mismo problema a priori que el anterior: la menor cobertura. Esta parte del espectro estaría dedicada a alojar tres nuevos canales de Alta Definición, que El Gobierno planea sacar a concurso. Los canales que opten a estas 3 licencias han de ser de nueva creación, es decir, no podrían ser un ‘simulcast’ o ‘espejo’ de las cadenas principales, como son Antena 3 HD o Telecinco HD, por ejemplo.

-  El sexto y séptimo multiplex disponibles corresponden actualmente a RTVE.
Uno de ellos está explotado al 100% por la Corporación, que en el nuevo escenario podría ordenar sus canales (La1, La 2, 24h, Clan, Teledeporte), de la mima manera que lo hace actualmente, pendientes aún de saber si finalmente cierra Teledeporte, un movimiento que está en estudio.
El séptimo multiplex no estaría gestionado en su totalidad por RTVE, sino que habría espacio para otro canal HD que saldría también a concurso junto con los tres mencionados anteriormente.

- El octavo multiplex es el perteneciente a las Autonómicas, en el que habría que recolocar todos los canales, pero en principio no verían afectada su oferta.

Algunas conclusiones:
- De los 9 canales cerrados con el apagón, solo se recuperarían un máximo de 5 (el número total de los que saldrán a concurso), uno SD y cuatro en HD, aunque estos últimos con menor cobertura de partida.
- Todo esta transición ha de hacerse en 5 meses, ya que el plan debe estar ejecutado antes del 1 de enero de 2015.
- ¿Satisface este plan a los grandes operadores? No al 100%, ya que solo recuperarían parte de los canales perdidos.
- Además, en el caso de los operadores beneficiarios de las licencias HD, éstos deberán realizar de nuevo una inversión a largo plazo, en planes de comunicación y antenización, dado que el espectro en el que van a ser alojados tiene menor cobertura que el resto de canales tradicionales con los que competirán.
- El plan de transición también costará a los usuarios, al menos 20 euros por hogar para la antenización.
- Unas de las grandes beneficiadas serán las empresas de telecomunicaciones, en especial Telefónica. Según el mandato de la UE, un 20 % de las frecuencias radioeléctricas ocupadas ahora por la televisión pasarán a ser utilizadas por los servicios de telefonía móvil de cuarta generación 4G, lo que permitirá desarrollar los servicios de acceso a Internet móvil de muy alta velocidad. Desde el entorno de los grupos privados, se cree que Industria hizo cumplir la sentencia del Supremo sobre los nueve canales de TDT, y ha dado todos los pasos hasta ahora, para facilitar la implantación del ‘dividendo digital’ y, con ello, ayudar a las telecos.

Fuente: Verte

El nuevo plan de la TDT reserva el 30% para televisiones privadas que salgan a concurso

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo planifica el nuevo plan para la reordenación de la TDT, que prevé que un 30% de la capacidad que se reserve para televisión privada nacional salga a concurso para incrementar la oferta de canales fomentando la Alta Definición.
 
Este nuevo plan de la TDT, tras la sentencia del Tribunal Supremo que ordenó el cierre de nueve canales el pasado mes de mayo, recoge una explotación de la televisión digital terrestre mediante ocho canales múltiples digitales de cobertura nacional y autonómicas que que se habilitarán en emisiones simultáneas o simulcast (en el que las televisiones emitirán por el canal antiguo y por el nuevo) durante todo el proceso de adaptación de las instalaciones de recepción de televisión.
 
El nuevo plan está diseñado para mantener la oferta de televisión local y autonómica y su evolución tecnológica hacia la alta definición, todo ello en las mismas condiciones que en el caso de los canales nacionales. El objetivo principal será el de evitar molestias a los ciudadanos, facilitar la adaptación de las instalaciones y garantizar en todo momento la posibilidad de seguir recibiendo toda la oferta de canales.
 
De este modo, desde el Ministerio se ha recordado que se mantendrá la oferta básica de los principales canales de televisión dentro de los múltiples digitales ya antenizados, de modo que los cambios de frecuencia afectan a algunos canales en determinadas zonas geográficas y solo a las instalaciones de los edificios de mayor tamaño.
 
Esto entra dentro del plan técnico del Dividendo Digital que prepara el Gobierno y que persigue liberar la banda de los 800 Mhz, actualmente ocupada por los canales de televisión de TDT, con el fin de que esté disponible para el 4G. La liberación definitiva de esta parte del espectro radioeléctrico, ocupada ahora por cadenas de televisión, que permitiría llevar el 4G a poblaciones más pequeñas, dar mayor cobertura geográfica y ofrecer una mejor calidad en interior de edificios. La liberación del espectro para el despliegue del 4G es un mandato comunitario y España debe acatarlo a partir del 1 de enero de 2015.
 
El Ministerio que gobierna Soria pondrá en marcha el próximo mes de septiembre y hasta final de año una campaña informativa sobre la reordenación de la TDT y la liberación del dividendo digital, que se complementará con las campañas de las propias televisiones, para que junto a las administraciones locales y regionales, los instaladores, los presidentes de cada comunidad de propietarios y los administradores de fincas se adapten las instalaciones de recepción de televisión antes del 1 de enero de 2015. La campaña se centrará en informar a los ciudadanos de los cambios que afectan a su zona geográfica así como a las actuaciones necesarias para adaptar sus sistemas de antena colectiva.
 
Así, persigue evitar que a partir del momento de la instalación de aplicaciones para móviles, o de dar el consentimiento en cargar y visualizar determinado video, el terminal del usuario comience a enviar automáticamente mensajes SMS o a efectuar llamadas de tarificación adicional sin consentimiento del usuario, lo que ha supuesto en algunos casos unas elevadas facturas. La modificación que se propone pretende poner fin a este tipo de prácticas, incidiendo en la necesidad de que el usuario proceda a la marcación directa del número de tarificación adicional a través de su terminal, como garantía de que el acceso a dicho servicio obedece a una decisión consciente e informada.

martes, 1 de julio de 2014

La TDT en Euskadi: El otro apagón

Un repaso al dial de la televisión hoy es más rápido que hace dos semanas. Las pantallas en negro de Nitro, La Sexta 3, Xplora o La Siete dejan un vacío en el mando que las dos grandes empresas de televisión en han vendido como si fuera un gran ataque a la pluralidad de la comunicación. Aunque la mayoría de los programas que emitían eran series y ‘realitys’ americanos. Pero antes de este apagón, en silencio, otros canales han ido fundiéndose a negro: las televisiones locales.

La crisis, el parón publicitario y la adjudicación de las licencias para el desarrollo de la TDT por parte del Gobierno vasco, han llevado a la desaparición a nueve de las 25 emisoras que operaban en Euskadi antes del apagón analógico. Este plan diseñado por el Ejecutivo pretendía ser una oportunidad para que las cadenas se convirtieran en “verdaderas televisiones de proximidad”,  tal y como explicaron en su momento los responsables del departamento de Cultura, pero en la práctica se ha convertido en uno de los factores,  que ha abocado a las cadenas a una desaparición progresiva.
 
La transición a la digitalización comienza en julio  de 2007 cuando el Gobierno vasco hace pública la resolución por la que se procede al reparto de licencias para el ejercicio de la TDT local en las 15 demarcaciones contempladas en el Plan Técnico Nacional para la Comunidad Autónoma Vasca: Llodio, Vitoria-Gasteiz, Beasain, Eibar,  Irun , Arrasate-Mondragón, Donostia, Tolosa, Zarautz, Barakaldo, Bermeo, Bilbao, Durango,  Getxo y Mungia.  Esta modificación ha supuesto una de las grandes trabas que se han encontrado las empresas audiovisuales para gestionar sus televisiones porque segmenta de forma artificial sus áreas de competencia y dividen la población de una comunidad tan pequeña como Euskadi en 15 porciones tan minúsculas que, al margen de las capitales, su audiencia potencial es demasiado baja como para resultar rentables comercialmente.
 
Maria José Elguea, directora de Bilbovisión considera que las demarcaciones fueron “un despropósito” y  “hacen inviable” la rentabilidad de las televisiones porque a la hora de su diseño  el Ejecutivo primó la búsqueda de un perfil social adecuado a lo que denominaron una “realidad sociolingüistica”, por delante de permitir la viabilidad económica del proyecto. Esta circunstancia, unida a la falta de inversión publicitaria y a la fragmentación de la audiencia por la multiplicación de canales, ha abocado a algunas de las televisiones locales con una dilatada trayectoria a cerrar o mantener la señal con contenidos comprados para no perder la licencia, -es el caso de Bilbovisión-.

Así, desde la puesta en marcha de este nuevo sistema muchas cadenas locales han ido apagando su señal: desde las emisoras del grupo Prisa, que fueron las primeras en anunciar su desaparición, hasta las pertenecientes a Vocento que también han ido cerrando la persiana. La información local y el servicio a la ciudadanía han quedado en un segundo plano a pesar del mensaje de “televisiones de proximidad” que difundió el Gobierno.
 
En la actualidad 14 televisiones locales continúan con su actividad, 11 menos de las que existían antes de la adjudicación de las licencias. Las que han sobrevivido han tenido que reinventarse. Es el caso de Teledonosti que vivió el apagón analógico como un proceso “complicadísimo”, relata su gerente, Isabel Cortadi. “A nosotros nos asignaron las siete demarcaciones a las que nos presentamos, y ofrecer una programación específica en cada una de las demarcaciones –tal y como obligaba el decreto- es imposible”, relata Cortadi, “así que tenemos la misma señal para algunos canales”. Hasta ahora el Gobierno vasco no ha obligado a cumplir ese requisito, ni tampoco el que establece cuatro horas diarias de programación propia, ni las cotas de euskera -50% para las de titularidad pública y 20% para las privadas-. “Saben que no lo pueden hacer porque es inviable”, dice la gerente.
 
Isabel Cortadi defiende con ahínco la información local, “hay nicho”, dice, “y gracias a las nuevas tecnologías puedes mantener un contacto con el público que antes no había, ahora lo sentimos más cerca que nunca con la participación a través de las redes”. Por eso ve con tristeza el declive de otras cadenas como las hermanas pequeñas de su mismo grupo, Bilbovisión y Alava 7, que tuvieron que fundirse a negro tras el proceso de digitalización.
 
¿Y qué futuro aguarda a este sector? La verdad es que muy complicado. Por un lado, por el sinsentido de la división brutal que impuso el Gabinete de Juan José Ibarretxe y que redujo las áreas de influencia y aumentó los gastos de producción y emisión. Por otro, porque la competencia es brutal y la atomización de las audiencias en el panorama televisivo –con TDT nacional en abierto; plataformas de pago por cable o satélite; y la cada vez mayor audiencia de la visión a demanda por internet- hacen muy complicado competir con productos de y bajo presupuesto.